​Salamanca se une contra la violencia de género: “No puede convertirse en una batalla ideológica; hay que aislar los discursos que niegan la violencia machista”

La asociación Beatriz de Suabia ha organizado unas jornadas que demuestran la invisibilidad de la violencia de género en los grupos de exclusión, centrándose en los grupos más vulnerables y que sufren una doble victimización

 Beatriz de Suabia (3)
Beatriz de Suabia (3)

La asociación Beatriz de Suabia ha inaugurado este miércoles, 27 de noviembre, las jornadas que tratan la invisibilidad de violencia de género en grupos de exclusión y que se celebran en el Colegio Arzobispo Fonseca.

Unas jornadas que sirven para conmemorar el 30 aniversario de la asociación y en las que colaboran la Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca, la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca. Precisamente, la vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos, destacó la importancia del simposio para luchar contra la violencia de género, ya que es un “fenómeno estructural y transversal” y que afecta a todas las mujeres sin importar su extracto social.

Eso sí, incidió en que el factor social “sí es un factor de riesgo”, y por eso precisamente tienen gran consideración los congresos de este miércoles, ya que es vital ayudar a las mujeres que están en una posición desfavorecida y, por ende, en una situación de doble vulnerabilidad.

Tras ella tomó la palabra la presidenta de la asociación Beatriz de Suabia, Eva Picado, quien aprovechó el 30 aniversario de la organización para felicitar a las “mujeres valientes que dieron un paso al frente en un contexto difícil” para crear esta asociación, entre cuyos pilares está contribuir a la formación, información e integración de las mujeres en la sociedad de una manera igualitaria.

De la misma manera, recordó que se deben combatir “todas las circunstancias sociales que influyen” en formar las desigualdades, algo que harán los expertos que participan en estas jornadas de forma desinteresada y que procurarán dar voz “a las mujeres que están en peores condiciones”.

Igualmente, agradeció a todos los representantes de las instituciones que acudieron su presencia, ya que demuestra el compromiso firme de todos y todas con las víctimas y, por tanto, permiten atender “de la mejor manera a todas las mujeres de Salamanca y Castilla y León”. Especialmente dio las gracias al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por haber acudido debido a su “apretada agenda”.

Al final del simposio, la asociación Beatriz de Suabia presentará su proyecto ‘Fake News de la violencia de género’, que precisamente trabaja en el ámbito de “formar en la opinión pública” y que se ha desarrollado en colaboración con otras asociaciones de mujeres y administraciones públicas con las que comparten fines y que sirve para tratar el tema “desde la verdad, sin manipulación ni distorsiones”, recordó la presidenta de la organización.

Beatriz de Suabia (12)

Y es que Eva Picado pidió “romper las ideas falsas sobre la violencia de género”, algo para lo que deben trabajar todos los presentes en el Salón de Actos del Colegio Arzobispo Fonseca. “Ayudadnos a romper los rumores e ideas falsas que deslegitiman nuestra labor y a las propias víctimas”, resaltó, ya que sólo con la implicación de todos se podrá sacar de las situaciones de violencias a las mujeres y sus hijos.

De hecho, desde Beatriz de Suabia han ayudado en estos 30 años a cerca de 400 mujeres a salir de esas situaciones de violencia, reflejó la presidenta, quien consideró este dato como un “mensaje de esperanza” de que tanto Salamanca como Castilla y León están preparadas “para prestar apoyo a las mujeres víctimas”.

Necesidad de aislar los discursos que niegan la violencia de género

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, destacó también la importancia de estas jornadas para visibilizar a las mujeres que sufren la doble victimización, un aspecto que ya se recogía en la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de 2004, que hablaba de visibilizar a esas mujeres más vulnerables, “especialmente a las que tienen alguna discapacidad”.

Una ley a la que la subdelegada hizo mención “ahora que fluyen otros discursos” que le dan importancia a los bulos, y explicó que esta ley habla de tratar transversalmente la violencia de género. Para Encarnación Pérez, es vital centrarse en el espacio educativo, desde la escuela hasta la universidad pasando por la formación profesional. En definitiva, “toda la educación formal y no formal, en la que es importante incidir para poder empezar a cambiar a corto y largo plazo y que alcancemos una situación de cero violencia”, apuntó.

“Nunca nos cansaremos de decir la importancia de llevar a cabo acciones coordinadas desde todas las instituciones, y ninguna podemos tener techo”, continuó la subdelegada, pidiendo la implicación de todos los gobiernos, desde los más pequeños ayuntamientos hasta el Gobierno de España, así como la colaboración con el Tercer Sector, importante al afectar la violencia de las mujeres “al espacio público y privado”, por lo que se deben abordar estos temas.

Sobre el Pacto de Estado que se firmó en 2017, Encarnación Pérez cifró en casi 358.000 euros la cuantía que recibe Salamanca, si bien “no sólo es importante la dotación económica, sino desarrollar otros elementos claves como la modificación del código civil”, tal y como se hizo en el pasado y que ahora tiene presente a los menores.

Por último, sobre los discursos anteriormente mencionados, la subdelegada mostró su preocupación por que se estén escuchando desde representantes de instituciones, negando el reconocimiento a las víctimas y mostrando “el desconocimiento de una realidad que requiere rápida intervención y decididas respuestas, además de coordinación”. Así, reclamó que “estos discursos tienen que ser aislados y los tenemos que aislar” para resaltar los logros que se van consiguiendo desde todas las instituciones.

En Salamanca, durante este 2019 se han registrado 265 denuncias de violencia de género, 8 órdenes de protección, 3 medidas judiciales y 94 mujeres están bajo protección policial. “No podemos maltratar ni asesinar mujeres cuando son las que nos introducen en la vida”, finalizó Encarnación Pérez, pidiendo que se terminen las cifras y que todas las mujeres y hombres se comprometan.

El Ayuntamiento y la Diputación, comprometidos con la violencia de género: “No puede convertirse en una batalla ideológica”

Tampoco faltó a la inauguración el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, quien felicitó a la asociación Beatriz de Suabia por su “trabajo y compromiso” y recordó que no es fácil dar la cara a la violencia, especialmente hace 30 años cuando se creó, ya que “la sociedad no lo veía así”. “Ahora es fácil sumarse al carro, pero hay que enfrentar con valentía la crueldad e impulsar la esperanza para crear una nueva vida a las víctimas”, apostilló Iglesias.

El presidente de la Diputación agradeció a todas las asociaciones como Beatriz de Suabia que “estemos donde estamos”, ya que han creado una conciencia social gracias a la prevención y la visibilización. Igualmente, rechazó a todos aquellos que “hacen un uso tendencioso del dolor de las mujeres, porque les hacen un flaco favor”.

Desde la Diputación tienen “las cosas claras”, aseguró Iglesias, y por ello seguirán trabajando por una “igualdad real” entre mujeres y hombres, algo por lo que luchan todas las y los profesionales del organismo provincial y que se dedican a ayudar “a los habitantes más alejados y menos conectados”.

Beatriz de Suabia (14)

Es en el mundo rural, precisamente, donde es más complicado detectar las situaciones de violencia de género, “lo que nos obliga a estar más atentos”, ya que son el perfecto ejemplo de la doble vulnerabilidad que tratan las jornadas. “Quiero lanzar un mensaje de esperanza a las víctimas: les animo a que se acerquen a los CEAS para denunciar todas las agresiones”, terminó el presidente de la Diputación.

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, aseveró que la violencia machista “sigue siendo una lacra que avergüenza a la sociedad”, y coincidió en que “la unión (de las instituciones) hace la fuerza”, ya que “es una cuestión de Estado en la que todos juntos tenemos que ir de la mano”.

“No puede convertirse en una batalla ideológica”, reclamó el alcalde, mostrando su repulsa a las 52 mujeres asesinadas por su pareja o exparejas que han dejado a 43 niños sin madre. “Son cifras que no admiten más interpretación”, continuó, por lo que pidió que se aborde la violencia machista desde “muy diversos perfiles”.

Entre esos perfiles, las jornadas que ponen el foco en grupos de exclusión social, hacia los que hay que redoblar esfuerzos, ya que “la violencia hacia las mujeres vulnerables ha ascendido en el último año hasta el 36%”, algo que no se puede tolerar. Eso sí, el alcalde también manifestó que “da igual el grupo económico y social”, porque la violencia hacia la mujer afecta a todas.

Por último, recordó que el Pacto de Estado contra la violencia de género “debe tener recursos suficientes gobierne quien gobierne”, y mostró el compromiso claro que tiene el Ayuntamiento con el III Plan de Igualdad que está desarrollando la teniente de alcalde, Ana Suárez. Asimismo, explicó que “una de las medidas más efectivas para poner freno a la violencia machista” es situar a más mujeres en puestos de responsabilidad, algo que Salamanca está haciendo.

Mañueco reitera su rechazo total a la violencia machista

Por último, el encargado de inaugurar la jornada fue el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, quien comenzó su discurso mostrando su rechazo contundente a la violencia machista y condenó “todos y cada uno de los viles asesinatos” que se han producido este año, aseverando que no quiere ni una mujer más “vejada, abusada, menospreciada, humillada o asesinada por el mero hecho de ser mujer”.

Y es que la violencia de género es “una grave lacra y un peligro social”, prosiguió el presidente, afirmando que “no valen medias tintas ni ponerse de perfil” ante este problema y asegurando que “no son aceptables las posturas de quienes justifican con falacias y tratan de quitar hierro a las actitudes machistas” que son “un fracaso de la sociedad en su conjunto”.

Por ello, invitó a todos los presentes y a la sociedad castellano y leonesa a “pelear desde la responsabilidad, con hechos y trabajo” tanto en el aspecto público como privado y, así, conservar uno de los valores fundamentales de la Constitución: la igualdad real entre mujeres y hombres.

Asimismo, Mañueco explicó que la Junta tiene una legislación avanzada en el marco de la violencia de género, ya que promulgó una de las primeras leyes sobre el asunto acorde a las directrices europeas. Lo hizo en 2010, siendo esta una ley “innovadora y pionera que se sustentó en los principios del Pacto de Estado”.

Pero la Junta no parará ahí. “Queremos mejorar y continuar remozando la Ley en esta legislatura, con diálogo y acuerdo”, afirmó Mañueco, quien buscará hacerlo con diálogo y acuerdo hasta alcanzar el objetivo de violencia cero, para lo que se ha de trabajar “de la mano y con perspectiva integral”.

Igualmente, el presidente de la Junta destacó el “modelo proactivo” de la Comunidad para dar respuesta a un “tema sensible” en el que han de implicarse “todos los sectores” y quienes intervienen: desde jueces hasta policías pasando por los servicios sociales.

Fernández Mañueco, además, puso en valor la realidad de Castilla y León, donde se trabaja y se ayuda a la mujer con “seriedad y rigor”, y destacó que todas las asociaciones que reciben ayudas -como Beatriz de Suabia, Plaza Mayor o Apram- auditan hasta el último euro que reciben.

“Esa colaboración con el Tercer Sector es imprescindible para el futuro que queremos, en el que también se apostará por la formación de los 35.000 profesionales de todas las administraciones en prevención así como se realizarán campañas entre los más jóvenes de prevención y educación, “porque hay un repunte de la violencia de género en la adolescencia que nos preocupa”.

Para ello es fundamental “trabajar desde la infancia para acabar con esta lacra” y, finalmente, llegar al objetivo final de que “las mujeres en nuestra comunidad autónoma y en nuestro país sean libres, iguales y autosuficientes” y se alcance así una sociedad “justa e igualitaria y, sobre todo, basada en el respeto mutuo”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído