Una salmantina de 8 años, ingresada en la UCI del Clínico por un síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico desarrollado tras sufrir el COVID-19

La evolución de la menor es buena. Se trata de una rara secuela que se da especialmente entre los niños

0 Comentarios

Verónica Casado anuncia la “normalización de la actividad” en el Hospital de Salamanca tras el cierre de más plantas COVID
Verónica Casado anuncia la “normalización de la actividad” en el Hospital de Salamanca tras el cierre de más plantas COVID

Una salmantina de apenas 8 años ha tenido que ser ingresada en la unidad de cuidados intensivos del hospital Clínico de Salamanca tras serle diagnosticado un síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico que la menor ha desarrollado como consecuencia de haber sufrido el COVID-19.

La niña ingresó la pasada semana en el Hospital salmantino y, si bien en un primer momento fue derivada a planta, finalmente tuvo que ser trasladada a la UCI. Sin embargo, la evolución de la joven es buena y los médicos son optimistas con su estado, tal y como señalan fuentes hospitalarias a este medio.

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C, por sus siglas en inglés) es una afección grave que parece estar relacionada con la enfermedad por COVID-19. En un primer momento se sospechó que el coronavirus podía producir la Enfermedad de Kawasaki, pero varios investigadores descubrieron después que se trataba de una nueva y rara patología.

Curiosamente, suele darse entre los niños que han pasado el COVID-19 de manera leve o asintomática, no entre aquellos que peor lo pasan con la enfermedad. No es el primer caso de MIS-C que hay en el Hospital de Salamanca desde que comenzara la pandemia, tal y como explican las mismas fuentes hospitalarias, y la evolución de todos ellos ha sido buena, estando un pequeño período en la UCI pediátrica, tal y como se prevé que suceda esta vez.

Cuando los niños desarrollan el MIS-C (rara vez se da entre los adultos) se les inflaman algunos órganos y tejidos como pueden ser el corazón, los pulmones, los riñones, el aparato digestivo e incluso el cerebro. En el caso de la niña salmantina, ha sido el aparato respiratorio el más afectado, aunque el corazón se encuentra correctamente.

Los síntomas dependen de las partes del cuerpo que hayan sido afectadas, pero suelen ser fiebre prolongada, vómitos, dolor de estómago, cansancio, respiración acelerada, frecuencia cardiaca alta, dolor de cabeza y mareos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído