"La pandemia está haciendo tambalear la salud mental de todo el mundo"

"Está afectando especialmente a las personas con algún tipo de trastorno psicológico diagnosticado, y a la tercera edad"

"La pandemia está haciendo tambalear la salud mental de todo el mundo"
"La pandemia está haciendo tambalear la salud mental de todo el mundo"

La pandemia está haciendo mella en la salud de la población. Ya ha pasado más de un año  inmersos entre restricciones, distancias de seguridad, geles hidroalcohólicos, mascarillas... Demasiados ‘no’ día tras día, demasiado tiempo sin besos, sin abrazos, sin contacto social, demasiadas ‘nuevas normalidades’, difíciles de asimilar para todos, pero en especial para la tercera edad, un sector que se ha visto especialmente perjudicado por la pandemia.

Esto está causando un impacto emocional muy grande al tratarse de una experiencia que se está viendo prolongada en el tiempo. Por este motivo este medio, Salamanca24horas, se ha puesto en contacto con la psicóloga, Zaida González y la trabajadora social, Mercedes de Blas, ambas pertenecientes a la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales Crónicos de Salamanca (Salud Mental), con el fin de conocer de primera mano el impacto que está provocando esta pandemia en la población, y cómo se puede contrarrestar esta situación.

De la misma manera, este medio ha querido trasladarse hasta la Federación de Asociación de Mayores de Salamanca (FAMASA) para conocer cómo están viviendo los mayores de nuestra ciudad esta crisis sanitaria, cómo se sienten y cómo están haciendo frente a esta situación.

Los problemas relacionados con la salud mental se están agravando. De hecho, Zaida González, psicóloga de Salud Mental advierte que “ante el miedo que nos genera esta situación se incrementan los niveles de estrés y de ansiedad. En el caso de personas más vulnerables como son los mayores, los niños, personas con discapacidad o que ya presentan algún problema previo de salud física o mental anterior, su repercusión ahora puede ser mayor”.

Centro de dia 2

Problemas de insomnio, estrés mantenido, miedos, ansiedad o depresión son algunos de los principales trastornos detectados. La psicóloga afirma que “lo que ocurre es que esto se puede presentar como síntomas aislados, pero hay que hacerles caso y atenderlos, poniendo a disposición los recursos que tengamos a nuestro alcance o pidiendo ayuda profesional, pero es muy importante darse cuenta, saber en qué momento estamos y cómo estamos afrontando esta situación de pandemia, e identificar los factores de riesgo que les rodean para poner en marcha estrategias que me ayuden a reconducirme".

Por su parte, Mercedes de Blas, trabajadora social reconoce que “la parte del área del trabajo social es importante en el sentido de tener una buena área de gestión y recursos, y ayuda a cubrir las necesidades más básicas para posteriormente tener más estabilización emocional”.

Ambas destacan el papel fundamental que realizan profesionales como ellas dentro de la Asociación Salud Mental, desde donde pretenden que las personas se encuentren integradas y aprendan a tener un estilo de vida saludable. Para ello tienen puesto en marcha varios programas de apoyo, como una asistencia más personaliza e individual que se adapta totalmente a las medidas impuestas tras la pandemia.

Centro de du00eda 1

Tanto para las personas con problemas de salud mental, como para el resto, esta situación se está traduciendo en angustia, miedo y preocupación, que en especial está pasando factura a las personas mayores, quien en la mayoría de las ocasiones se sienten solos y faltos de cariño.

Francisco Gómez, Presidente de la Federación de Asociación de Mayores de Salamanca (FAMASA), junto a Marcelino Casillas, Presidente de la Asociación de Mayores de San Isidro, Jacinto Valentín, Presidente de la Asociación de Mayores de Iberdrola de Salamanca (AMIS) y Juan Martín (Tesorero de la Federación) han aportado sus propias vivencias, asegurando que las personas mayores están llevando muy mal esta crisis sanitaria.

Federación de Asociaciones de Mayores 9143

Francisco Gómez, presidente de FAMASA dice que “el confinamiento ha sido y está siendo muy duro, pero aparte de ello, a las personas mayores nos está afectando mucho más debido a la soledad. Somos personas que de toda la vida estamos acostumbradas a salir a socializar con otras personas mayores, haciendo actividades físicas u otras actividades. Ahora, al estar metidos en casa, está repercutiendo mucho en la demencia y la dejadez. Se está envejeciendo a una velocidad espantosa, cada día se nos ve peor, con peor mal genio y mentalmente mal”.

El virus no solamente se está cebando con los mayores por tratarse de personas vulnerables, dejando desoladores testimonios como este, sino que además se les está privando de su libertad más que a nadie. Un acto que desde FAMASA denuncian que “la Junta de Castilla y León no deja a las asociaciones de mayores abrir sus espacios. Sin embargo, si nos vamos a una asociación de vecinos podemos hacer de todo. Estamos inactivos total, y nos sentimos discriminados”.

Federación de Asociaciones de Mayores 9138

El mensaje que se lanza desde estas Asociaciones de Mayores, que se encargan de dar voz al resto de personas que engloban el grupo de tercera edad es claro, piden libertad para poder desarrollar sus actividades y sus proyectos como venían haciendo hasta ahora.

Pero quieren dejar claro que desde la Federación no están de brazos cruzados, Francisco Gómez afirma que “desde la Federación estamos estudiando para ponernos en marcha el mes que viene, para llevar a cabo alguna actividad aunque sea en grupos pequeños de cuatro o cinco personas, para sacar a los mayores de casa porque ya no aguantan más. La idea es hacer excursiones al campo de un día o salir a comernos una paella”. Además asegura que si continúan en esta situación, el virus del COVID-19 se irá, pero vendrá una pandemia depresiva que será aún mayor. Reivindican la necesidad de más contacto social y menos tecnología “las instituciones tienen que entender que necesitamos del contacto físico y retomar nuestras actividades, porque sino las asociaciones de mayores se van a perder. Necesitamos sentir el cariño humano, los abrazos, risas y besos de nuestros familiares y amigos. Necesitamos alegría para revivir”.

Centro de du00eda 4

Y para revivir, es importante tener presente el mensaje final, claro y contundente que lanza Zaida González, psicóloga, “tenemos que ser responsables y protagonistas de nuestro propio mundo, no dejar en manos de circunstancias externas nuestra felicidad, bienestar o nuestra salud mental. Tenemos que aprender a darnos cuenta de que la salud de uno, depende de uno mismo, de cómo enfoquemos la vida y cómo la afrontemos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído