Satse exige la jubilación anticipada voluntaria de las enfermeras por las “penosas” condiciones de su trabajo

Asegura que padecen numerosos riesgos psicosociales, biológicos, químicos, físicos y mecánicos y, además, trabajan a turnos y por las noches.

 Satse
Satse

El sindicato de enfermería Satse exige que los profesionales enfermeros puedan acceder a la jubilación anticipada voluntaria, “ya que solucionaría el problema que les supone seguir trabajando en condiciones especialmente penosas y duras y mejoraría la atención sanitaria”.

El presidente de este Sindicato, Manuel Cascos, explica que las enfermeras cumplen los mismos requisitos que otros colectivos profesionales, por lo que el Gobierno ya ha aplicado un coeficiente reductor de la edad de jubilación, en virtud de la Ley General de la Seguridad Social, a otros trabajadores como los del sector ferroviario, personal de vuelo, profesionales taurinos o policías.

Esta norma, prevé que la edad mínima exigida para tener derecho a la pensión de jubilación pueda ser rebajada en aquellos grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad y mortalidad.

Satse afirma que, además, “hay que tener en cuenta que la profesión enfermera es ejercida en más de un 85% por mujeres, y al vincularla socialmente a los roles que tradicionalmente se asocian al género femenino del cuidado (hogar, familia…), no se le reconoce suficientemente la gravosidad de sus condiciones laborales”.

Para Manuel Cascos, “la sociedad no percibe la dureza psicológica, el estrés o el agotamiento emocional que provoca el contacto permanente con el sufrimiento, el dolor, la enfermedad y, en ocasiones, la muerte”. “Por ello, no se están adoptando las medidas de compensación que ayuden a proteger su salud, también en la última etapa de su vida laboral”, añade.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído