El secretario de comunicación de Ciudadanos en Salamanca, Carlos Mateos, pillado en una fiesta ilegal en una conocida discoteca de Íscar Peyra: “Vuestro jefe soy yo y me dan igual estas sanciones”

También estaba escondido en el local el ex directivo de Unionistas que dimitió después de la conocida fiesta en Castellanos de Moriscos

153 Comentarios

Policía Local en la calle Íscar Peyra de Salamanca
Policía Local en la calle Íscar Peyra de Salamanca

Solo tres días después de que la noticia de una multitudinaria fiesta organizada en un local de la calle Toro corriera como la espuma después de la publicación de SALAMANCA24HORAS.COM, una nueva reunión ilegal se gestó en un conocido pub situado en la calle Íscar Peyra.

De hecho, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, criticaron duramente estos actos y aseguraron que se actuaría con “total contundencia”, con multas que podían ir desde los 3.000 a los 60.000 euros. Unas palabras que parece que han servido de poco para una persona muy vinculada al Ayuntamiento de Salamanca.

El secretario de comunicación de Ciudadanos, Carlos Mateos, fue sorprendido en la madrugada del día 30 de diciembre formando parte de una pequeña fiesta ilegal organizada en un conocido local de ocio nocturno de la calle Íscar Peyra; sin embargo, lejos de mostrarse arrepentido, y después de ser localizado escondido tras la barra, se dirigió de forma chulesca hacia los policías: “A vosotros os pago yo”.

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS.COM, la Policía Local, que estaba realizando labores de control y vigilancia, al pasar por la mencionada céntrica calle percibió como en el interior del local había luz. Por este motivo, decidieron acercarse hasta la puerta, puesto que era más tarde de las 00:00 horas de la madrugada y el toque de queda ya se había iniciado dos horas antes.  Allí pudieron comprobar como desde dentro del local se podía escuchar música, voces y risas.

Los agentes al no poder acceder al pub, puesto que estaba cerrado, llamaron a la puerta y tras varios minutos sin responder nadie, el dueño del local les abrió asegurando que él y un empleado estaban recogiendo el local. Sin embargo, cuando los agentes de la Policía Local entraron en el local pudieron comprobar que allí había restos de bebidas que acababan de ser servidas, así como una cachimba preparada para su consumo.

A pesar de las afirmaciones del dueño de la discoteca, asegurando que allí estaban ellos dos solos, y después de registrar las dos plantas, localizaron detrás de una barra y escondidas a otras cinco personas, entre ellas el secretario de comunicación de Ciudadanos, Carlos Mateos, y el ex directivo de Unionistas que dimitió después de participar en la fiesta ilegal de Castellanos de Moriscos. Todos sin mascarilla y sin guardar distancia de seguridad.

Al ser localizados, el dueño de la conocida discoteca reconoció que no estaban cumpliendo las medidas sanitarias obligatorias, mostrando su arrepentimiento. Precisamente, arrepentido no fue como se mostró Carlos Mateos, puesto que se dirigió en actitud desafiante y chulesca a los agentes de la Policía Local con frases como “a vosotros os pago yo. Hay cosas más importantes para usar el dinero público” o “vuestro jefe soy yo y me da igual estas sanciones”.

Mateos, una vez fuera del local, se negó a seguir las recomendaciones de los agentes que le pedían que se marchara a casa, puesto que estaba incumpliendo el toque de queda: “hago lo que me da la gana”, aseguró. No obstante, uno de los presentes en la fiesta ilegal lo terminó convenciendo para que se marchara a casa, no sin cesar, eso sí, sus palabras contra los agentes.

Así, según ha podido saber este diario, las siete personas fueron propuestas para sanción, tanto el responsable del local como el resto de los asistentes por no usar mascarilla, no respetar el límite de reunión de seis personas e incumplir el toque de queda.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído