Seis consejos para encarar mejor el regreso de las vacaciones

El síndrome o depresión posvacacional surge ante un cambio brusco en la rutina y por la vuelta a las obligaciones

1 Comentarios

Vacaciones en la playa | Fotografía EP
Vacaciones en la playa | Fotografía EP

Todo lo bueno se acaba. Se acerca el final del verano, lo que significa decir adiós a las vacaciones. Es la hora de preparar las maletas para volver a casa, al mundo real. De nuevo, la vuelta al cole, a la oficina o a la mesa del despacho de casa. Septiembre es, sin duda, el mes por excelencia para el llamado síndrome posvacacional.

En general, el síndrome o depresión posvacacional surge ante un cambio brusco en la rutina y por la vuelta a las obligaciones después de un periodo largo de tranquilidad y descanso. Aunque hay mucho debate sobre si realmente es un síndrome o simplemente un desajuste en nuestra rutina, lo cierto es que sus síntomas afectan mucho. Según datos que maneja www.dosfarma.com, la farmacia online española líder del mercado, tras las vacaciones, en torno a 6 de cada 10 trabajadores sufren cansancio, cambios de humor, insomnio, tristeza, malestar o falta de concentración. Algunos de ellos consiguen reducir los síntomas el primer o el segundo día de trabajo; otros los arrastran hasta dos semanas.

CONSEJOS PARA ENCARAR MEJOR EL REGRESO DE LAS VACACIONES

1. No volver justo el día antes de empezar el trabajo: durante las vacaciones, los horarios se descontrolan. Comemos más tarde, dormimos más tiempo, trasnochamos... El cuerpo debe adaptarse, de nuevo, al horario habitual. Si lo hacemos de forma brusca, suelen aparecer los síntomas propios del síndrome posvacacional. Pero, siempre que se pueda, es mejor estar en nuestro ambiente habitual al menos dos o tres días antes de la vuelta al trabajo.

2. Adaptar los horarios progresivamente: lo ideal es ir introduciendo los horarios habituales poco a poco, sobre todo los relativos al sueño y las comidas.

3. Plantear nuevos objetivos y retos: la actitud con la que afrontamos la vuelta a la rutina también es muy importante. A veces, la visión de enfrentarse al trabajo después de días de ausencia puede resultar abrumadora. Para evitarlo, podemos dividir las jornadas por objetivos pequeños y realistas, relativamente fáciles de conseguir

4. Hacer ejercicio moderado: hacer media hora de ejercicio cinco veces a la semana es fundamental para nuestro bienestar.

5. Aprovechar el descanso de los fines de semana: Al volver de las vacaciones, no hay que olvidarse de descansar durante el fin de semana. Se pueden organizar planes, excursiones o quedadas que nos alejen un poco de la rutina.

6. Cuidar la alimentación: Muchos de los síntomas del síndrome posvacacional pueden prevenirse o atenuarse con un extra de ciertos nutrientes

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído