Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y en Derecho por la UNED, comenzó su carrera laboral a principios de la década de 1980 cuando se incorporó a la Administración Pública. Diputado al Congreso por Salamanca desde la II Legislatura (1982), tras la elección de José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE fue nombrado portavoz del Grupo Socialista desde 2000 hasta 2004. En el XXXVII Congreso del PSOE celebrado en julio de 2008 fue elegido Secretario del Área de Ideas y Proyectos. Entre 2004 y 2008 fue Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, desempeñando desde entonces la dirección de la Fundación Ideas, el think tank progresista.
 
- ¿Qué balance realiza de esta legislatura?
- Esta legislatura ha estado afectada por una grave crisis, que es internacional, lo que le está pasando a Estados Unidos, donde se han destruido veinte millones de empleos, para que nos hagamos una idea. Pero creo que el Gobierno ha sabido proteger. A lo largo de los doscientos últimos años ha habido periodos de avance y de crisis, nadie ha descubierto la forma de evitar una crisis, por desgracia, entonces siempre ha ocurrido. Nosotros cuando hay crecimiento económico hemos distribuido mejor y hemos avanzado en derechos sociales, como la ley de la dependencia, ley de igualdad, estatuto de los trabajadores, mejora de las pensiones, y cuando hay crisis protegemos mejor a quienes pierden empleo. También se han sentado las bases para la economía del futuro, porque hay sectores que están generando ya empleo, como las energías renovables, la biotecnología, las nuevas tecnologías. Esa parte de la economía que es más sostenible es la que hay que apoyar, pero el sector de la construcción ha tenido tal impacto que se nos ha venido encima, ha sido un impacto brutal. Hemos puesto la semilla de un nuevo modelo económico y no han aumentado las desigualdades.
 
- ¿Se ha hecho lo que se podía o lo que se debía?
- Las dos cosas. Con un sistema financiero colapsado, que además depende del sistema internacional, hay que actuar más como un gobierno común, el Banco Central Europeo tiene que apoyar más. Hoy de cada 100 parados en España, 74 tienen cobertura por desempleo, cuando gobernaba el partido de Rajoy eran 58. Es cierto que ahora hay más paro, pero insisto en que hemos sentado las bases para un nuevo modelo económico.
 
- Dentro de ese nuevo modelo, ¿qué propuestas tiene el PSOE en materia de empleo?
- Primero hay que proteger. Rajoy ha dicho con claridad que hay que cambiar el modelo, quitando la protección. Un ejemplo, en Salamanca hoy hay 30.000 parados, muchos, en 2004 había 28.500 parados, no ha aumentado tanto el paro aquí. Sólo 7.500 tenían protección por desempleo, hoy 16.000, hay más gente protegida, y esto es muy importante. Haremos una propuesta potente de ayuda a los emprendedores y al mismo tiempo seguir apostando por sectores estratégicos, la biotecnología, las ecoindustrias, la industria agroalimentaria, la cultura, los servicios sociales, automoción, investigación, desarrollo e innovación, turismo y transporte, y construcción en rehabilitación. Ahí dirigiremos todas las ayudas fiscales para la creación de empleo. El cambio de modelo comienza por lo energético, porque el gas, el carbón y el petróleo viene de fuera y cuesta mucho, en cambio tenemos viento y sol, donde España es una gran potencia tecnológica, que está exportando. Son energías limpias y eternas. Nos hará un país mejor, más independiente y menos contaminante.
 
- Hablando de incentivos económicos, ¿1ué margen hay para establecerlos?
- Hay margen económico si tocamos los impuestos. En eso hemos sido valientes. A mí no me importa hablar de impuestos, otros los odian. Los impuestos es lo que pagamos por una sociedad civilizada, hemos propuesto aumentarlos, pero a algunos, a los que más tienen, para aumentar los fondos a quienes tienen una idea y quieren poner en marcha una empresa. También proponemos un impuesto a la banca, que sigue teniendo beneficios, y se le pide una pequeña parte para fomentar el empleo juvenil. También habrá imposiciones para los consumos que contaminan y se incrementará la lucha contra el fraude.
 
- ¿Los mercados son tan poderosos e intocables como parece?
- Yo no lo creo. Ésta no es una crisis sólo económica, también política. Ha habido determinadas alianzas entre políticos y banqueros, hay películas y documentales que ya lo explican. Ahí se ve una alianza infame en Estados Unidos entre quienes controlaban el sector financiero y los políticos para que pudieran hacer lo que quisieran sin control alguno. Había una comisión a la que se le impidió controlar la emisión de los llamados derivados, que llegaron a acumular 500 trillones de dólares. Lo que la política ha estropeado, la política tiene que resolverlo. Claro que hay un modo de regular los mercados, se puede regular los mercados con impuestos a las transacciones financieras, controlando los paraísos fiscales, exigiendo más transparencia, impidiendo que haya retribuciones extraordinarias y esos bonus. España lo puede hacer a nivel de España, y lo vamos a hacer, pero también hay que hacerlo a nivel europeo y mundial.
 
- Hemos hablado de política general, pero, ¿cuál ha sido la aportación del Gobierno a Salamanca esta legislatura?
- Ha sido muy dura, muy difícil, pero prefiero hablar desde 2004. Por ejemplo, hoy hay más gente trabajando, 7.000 afiliados más a la Seguridad Social, hay un poco más de paro, ya sé que la derecha se pone de los nervios, pero invito a los ciudadanos a que miren el paro entonces, sí, más parados, pero el doble con prestación por desempleo. ¿Cómo se explica esto? Porque hay más población activa. ¿Esto me consuela? No, pero hay más gente trabajando y la gente está más protegida, especialmente la pensión mínima, lo que no había ocurrido nunca, hay 7.500 salmantinos que reciben ayuda por la dependencia, como ministro impulsé la ley, hay más de 8.000 padres que disfrutan el permiso de paternidad, la ley de igualdad, el Centro Nacional de Alzheimer que impulsé en Salamanca. En derechos sociales hemos avanzado mucho. 
 
Y luego en infraestructuras esta provincia hoy tiene 311 kilómetros de autovías gratuitas. Cuando llegamos al Gobierno había sólo 38 kilómetros abiertos, y 100 en ejecución, hicimos 160 en cinco años. Tenemos una provincia con mejor capacidad, una buena Univesidad con el programa de 2018 en marcha. Qué ocurre, que hay paro, claro, pero tenemos que incidir en el cambio del modelo productivo, pero con esta crisis no ha sido posible desarrollarlo todo. En cambio, a la derecha no la oigo hablar de estas políticas. No se puede pensar que volviendo al año 1996 podemos solucionar los problemas, eso es imposible. Nosotros hemos mejorado la vida de la gente, y cuando hay una grave crisis que no se puede evitar, hemos protegido mejor a la gente. Sé que tenemos que pedir disculpas por los errores cometidos, lo sé, pero hemos sido sensibles con los problemas de los ciudadanos y hemos estado muy cerca de ellos.
 
- ¿Salamanca puede ser una ciudad de vanguardia en este nuevo modelo económico?
- Sin duda. Salamanca está demostrándolo con el Parque Científico de la Universidad. Y el centenario de 2018 será un ejemplo de ello. La Universidad tiene muchas oportunidades, de hecho no ha perdido empleo, sigue siendo un motor de desarrollo de la provincia, aumentando empleo en los sectores ligados con la tecnología punta.
 
- ¿Cuándo llegará el AVE a Salamanca?
- Sí llegará. El AVE es muy caro y muy complejo, España es uno de los pocos países que tiene una red de AVE, Alemania no tiene, poco más que Japón y China, ahora empiezan algunos países árabes. Hemos conseguido que el eje atlántico sea una de las obras a financiar por los futuros gobiernos, lo que nos va a permitir una conexión con Portugal a través de Fuentes de Oñoro y sea una realidad antes de 2020. Hicimos bien en acabar todas las autovías, porque ahora casi todo el dinero irá destinado a ferrocarril, con una red mixta de viajeros y mercancías, muy importante para el desarrollo económico de la provincia.
 
- ¿Y cuándo comenzarán las obras del Museo Nacional de Arquitectura?
- En noviembre se va a adjudicar la obra. Por cierto, hay unas cincuenta ofertas, es un proyecto importante, dieciséis millones de euros. Las obras podrán comenzar el año que viene y generará unos quinientos empleos entre directos e indirectos. Salamanca lo va a tener en poco tiempo.
 
- ¿Por qué no debe gobernar el Partido Popular en España?
- Porque no ha ayudado ni a los ciudadano ni a su país en un momento de crisis. Eso se nota, te lo dicen fuera de España. Nosotros en la oposición, en política antiterrorista, política internacional e inmigración ayudábamos al Gobierno. En esta legislatura sólo han puesto zancadillas, han perjudicado al país. No se lo merecen desde el punto de vista ético, tampoco el político, no tienen proyecto. Le van a bajar los impuestos a todos, pero no habrá recursos, y a quién se los va a bajar, no hay milagros en economía. Donde gobiernan han demostrado que los recortes empiezan en sanidad y educación. A ellos les da igual que aumenten las desigualdades, no les importa, pero eso afecta a la mayoría de los españoles. Sólo han propuesto quitar derechos a los trabajadores y quieren quitar la protección social, volver al pasado. No creo que le convenga al país un Gobierno así.
 
- ¿Qué puede aportar el Partido Socialista frente a las demás formaciones políticas?
- Lo que hemos hecho siempre, en tiempos de prosperidad, redistribuir mejor, dar más oportunidades, más igualdad, más derechos sociales. Más protección de los débiles y más dignidad, y somos modernos, dos personas del mismo sexo se pueden casar. Y en tiempo de crisis, protegemos mucho mejor que la derecha. Ahora apostamos por la nueva economía, porque el modo en que producimos y consumimos no se puede sostener. Eso nos lleva a un cambio climático y una catástrofe segura. Somos siete mil millones de habitantes, hace sólo doce años seis mil. Hay que ir a favor de las energías renovables, no la energía nuclear, la que quiere el PP. Los molinos de viento y los paneles solares pueden dar mucho empleo. Nuestras propuestas son mejores para los ciudadanos.
 
- Las encuestas no son muy favorables para el PSOE, pero, ¿confía en que se puede dar la vuelta durante la campaña?
Siempre hay margen. En ocasiones se han equivocado las encuestas. Nosotros hemos sufrido mucho como partido político, hemos sido perseguidos mucho tiempo, tenemos una larga historia detrás. Somos luchadores natos, peleadores, hemos tenido que pelear por todo. En este país, cuando los ciudadanos han peleado se han impuesto a la élite que nos llevaba a un atraso. Pedimos a los ciudadanos, con todos los respetos, que confíen en nosotros.

VÍDEO CON LA SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído