Sentir deseo por el chocolate es una realidad, pero no una adicción

Antidepresivo, adictivo, favorecedor para ganar kilos y acné son algunos de lo falsos mitos relacionados con el chocolate

Porciones de chocolate
Porciones de chocolate

¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir que es adicto al chocolate? Seguro que infinidad de veces, pero lo cierto es que esto no es así. Sentir deseo por el chocolate es una realidad, pero no una adición. Sobre este manjar recaen muchos falsos mitos.

El primero de ellos dice que el chocolate es antidepresivo y adictivo. Sin embargo, no es así. La necesidad de comer chocolate no lo convierte en una sustancia adictiva, solamente en un anhelo. Por otro lado, el chocolate contiene moléculas como la feniletilamina, la anandamina o triptófano, motivo por el que se habla de propiedades antidepresivas. Lejos de reconocerlo La Autoridad Europea de seguridad Alimentaria (EFSA) no avala esta información. Tampoco hay evidencia de los beneficios para el corazón.

La cafeína y la teobromina son componentes del chocolate que se encargan de estimular el sistema nervioso central. Según OCU esto hace que nos sintamos más enérgicos y nerviosos si ingerimos una gran cantidad de chocolate al día.

Otro de los falsos mitos es que el chocolate negro engorda más que el blanco. Ambos son alimentos calóricos y ricos en grasa, por lo que hay poca diferencia entre uno y otro. Y por último hay muchas personas que admiten que comer chocolate les precipita la salida de granos en el rostro. Según OCU no existe ningún estudio que demuestre la relación entre la aparición de granos y el consumo del chocolate, aunque son muchos los dermatólogos que aconseja no comer muchos dulces al día porque el azúcar y la grasa sí favorece el acné.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído