Si comes carne cruda o poco cocinada, te arriesgas a sufrir esta enfermedad

A la hora de plantearnos si cocinarla bien o no, debemos tener en cuenta que tomarla más hecha mata todos los patógenos que pueden presentar un peligro para nuestra salud

0 Comentarios

Cada vez son más las personas que apuestan por comerse la carne cruda o poco cocinada. Pese a que la carne puede resultar ser un alimento delicioso y es uno de los fundamentales de nuestra dieta, el problema reside en que, cuando estamos consumiéndola poco hecha, nos estamos arriesgando a sufrir una enfermedad. A la hora de plantearnos si cocinarla bien o no, debemos tener en cuenta que tomarla más hecha mata todos los patógenos que pueden presentar un peligro para nuestra salud. Además, los cerdos pueden transmitir una gran cantidad de enfermedades, ya que es un animal propenso a estar infectado por ciertas bacterias y parásitos como la Trichinella spiralis. La Trichinella spiralis es un gusano que causa la enfermedad conocida como triquinosis o triquinelosis. Algunos de los síntomas que se manifiestan en su diagnóstico son la diarrea, el dolor abdominal, la fatiga, las náuseas, los vómitos, la fiebre, el hinchazón de los párpados, el dolor de cabeza, la conjuntivitis y la sensibilidad a la luz.

Pese a que todos los síntomas mencionados anteriormente son poco frecuentes, la realidad es que pueden existir complicaciones de la triquinosis, ya que puede llegar a producir miocarditis (inflamación del músculo cardiaco), encefalitis (inflamación del cerebro), meningitis (inflamación de las membranas que separan el cerebro del cráneo) o neumonía.

Además de este gusano, tal y como publica el periódico El Confidencial, los cerdos son propensos a tener en su carne otro gusano tremendamente famoso y desagradable: la tenia. Se trata de un gusano plano que, dependiendo de en qué fase de su desarrollo se encuentre, puede producir dos enfermedades distintas. La primera es debida a su fase larvaria y es llamada cistercosis, en la que las larvas se infiltran en los tejidos (incluido el cerebro) y forman quistes, lo que daña los órganos infectados. En el caso de estar en su fase adulta, la tenia puede producir teniasis, en la que un gusano se adhiere a la pared del intestino del huésped (nosotros). Además de estas dos afecciones, comer carne cruda también perjudica al sistema nervioso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído