¿Son los atracones un trastorno alimentario?

Muchas personas piensan que los atracones se dan en momentos puntuales como una fiesta, pero lo cierto es que hay muchas personas que tienen un hábito diario de realizar esta actividad. Por eso, hay que tener especial cuidado

Atracón de comida | Fotografía Infosalus
Atracón de comida | Fotografía Infosalus

Antes de desglosar esta cuestión, hay que comenzar advirtiendo de que comer bien nada tiene que ver con atracarse a comer.

Muchas personas tienden a no dar importancia a los atracones, pero lo cierto es que hay que prestarle más atención de lo que nosotros nos creemos. Comer por comer no es normal, como tampoco es normal comer cantidades exageradas de comida. El por qué está bastante claro, y es que no es bueno para nuestra salud.

Partiendo de esta breve entradilla, podemos afirmar que efectivamente los atracones son considerados como un trastorno alimentario más frecuente de lo que parece, diagnosticado por primera vez a finales de los cincuenta, por eso hay que tener mucho cuidado con la cantidad de comida que se ingiere al cabo del día.

El atracón es definido como un trastorno relacionado con el comportamiento alimentario, cuando existe una insatisfacción por algo en concreto. La mayor parte de las veces que una persona se atraca a comer, el motivo principal suele ser el disgusto, la autoestima baja, la ansiedad, la soledad etc., es decir, viene desencadenado por un problema psicológico.

En una primera instancia, comer en exceso un determinado alimento genera satisfacción pero pasado un tiempo muy corto, comienza el sentimiento de culpa. Esta sensación normalmente viene generada porque los alimentos con los que se produce el atracón suelen ser alimento “prohibidos” para la persona que los consume.  

Resulta curioso, porque las personas que padecen este trastorno tienen una pérdida de control absoluta, incluso antes de comenzar a comer, y realmente lo más frecuente de esta actividad no es la frecuencia con la que se consumen los alimentos, sino el cómo afectan a la calidad de vida de las personas.

La mejor opción para combatir este problema si te sientes identificado con él, es que contactes con un equipo de psicólogos, nutricionistas y personas especializadas en trastornos alimentarios, con el fin de erradicar el problema poco a poco y de raíz.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído