El Supremo tomará una decisión este martes sobre el adelanto del toque de queda en Castilla y León, que cumple un mes en vigor

La decisión estaba prevista para el pasado 9 de febrero, pero la sala del alto tribunal aplazó su resolución para estudiar el asunto en una segunda reunión

Gente en la calle pasado el toque de queda
Gente en la calle pasado el toque de queda

Este martes se espera que el Tribunal Supremo tome una decisión sobre el adelanto del toque de queda a las 20:00 impuesto en Castilla y León. Precisamente, se cumple un mes desde que la Junta decidiese ampliar el horario de restricciones para los habitantes de la comunidad. En un primer momento, la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal se iba a pronunciar el pasado 9 de febrero, pero ese mismo día –tal y como adelantó la Agencia EFE- se decidió realizar una segunda reunión para estudiar el tema más a fondo y aplazar la fecha de la resolución hasta esta jornada.

La medida adoptada por la Junta de Castilla y León el pasado 16 de enero fue recurrida a los dos días de su implantación por parte del Gobierno de la nación y el TS, en una providencia el pasado 19 de enero, dio un plazo de diez días a la administración regional para que planteara alegaciones contra la medida cautelar de suspensión solicitada.

Desde la institución gobernada por Alfonso Fernández Mañueco se argumentó que “prioriza el derecho a la vida” en sus alegaciones ante la sala del alto tribunal. De esta manera, y a juicio de la Junta, el adelanto del toque de queda es una herramienta fundamental para luchar contra la expansión del coronavirus en la región. De hecho, la Junta arguye que la ampliación de las restricciones ha permitido rebajar ostensiblemente el número de contagios diarios que se producen en el territorio regional.

Lo que este martes se decide en el Tribunal Supremo es si el toque de queda ampliado queda sin efecto o no, una suspensión cautelar solicitada por el Gobierno de Pedro Sánchez y que es una primera decisión sobre la que se tiene que pronunciar el alto tribunal mientras se tramita el recurso que plantearon contra la medida adoptada por la Junta “por ir contra las libertades de los ciudadanos”.

Hasta nueve comunidades más han solicita al Gobierno de nuevas potestades para modificar el estado de alarma que les permitiese imponer toques de queda más restrictivos, aunque eso no quiere decir que deseen hacer uso de dicha herramienta de forma inmediata, estas son las regiones que han imprecado estos poderes: Madrid, Cataluña, Baleares, Canarias, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía, Galicia y Cantabria.

El efecto del toque de queda

Hace poco menos de una semana, los periodistas preguntaban a Francisco Igea, vicepresidente de la Junta y uno de los principales valedores del nuevo toque de queda, la efectividad de la medida. El responsable autonómico comentaba con vehemencia que la ampliación del toque de queda era efectiva puesto que “la gente permanece más en casa y eso frena los contagios”.

Un mes después de su implantación así están los indicadores de la enfermedad en comparación con el pasado 16 de enero. En el momento de la entrada en virgo del toque de queda a las 20:00 horas Castilla y León presentaba una incidencia acumulada en los últimos siete días de 550 casos por cada 100.000 habitantes, ahora esta cifra se sitúa Por debajo de los 170 casos. En aquella jornada de enero se registró cerca de 2.900 nuevos casos, el pasado lunes los positivos detectados fueron un total de 192.

En este último mes la comunidad ha acumulado casi 50.000 nuevos contagios, superando los 200.000 desde el inicio de la pandemia. Los brotes han decrecido desde los 1.018 a los 770. Se han recuperado más de 5.000 personas enfermas de COVID-19 y han fallecido más de 800 personas en los hospitales a consecuencia del virus.

En Salamanca el pasado 16 de enero se registraron 431 nuevos casos, mientras que el pasado lunes esta cifra fue "solo" de 35 nuevos infectados. Respecto a la incidencia acumulada en los últimos 7 días, la provincia ha experimentado una importante bajada en el último mes: de más de 600 casos por cada 100.000 habitantes el 16 de enero ha pasado a 199 casos en la jornada del pasado lunes. Los brotes también han decrecido, de 203 a 198; sin embargo, los casos asociados a estos brotes son mayores: 1.247 el 16 de enero y 1.405 casos el 15 de febrero. Durante este periodo 682 personas han sido dadas de alta y 131 personas han fallecido en el Hospital Universitario de Salamanca a consecuencia del coronavirus. 

Los hosteleros demandarán a la Junta si el TS tumba el toque de queda

Uno de los sectores más afectados por la ampliación del toque de queda ha sido el de la hostelería. La Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León ya ha anunciado que en caso de que el TS tumbe la medida impuesta por la Junta presentarán “otro importante número de demandas para recuperar las pérdidas económicas que haya generado la restricción”.

Y es que esta misma organización recuerda que el pasado 12 de diciembre amplió la demanda ante el TSJCyL por el cierre de los bares, decisión que aún sigue pendiente.

Lo cierto es que los establecimientos de hostelería han perdido un total de 64 horas, dos diarias entre las 20.00 y las 22:00 horas durante los 32 días que lleva en vigor la medida. Más de 2,5 días de facturación que han desparecido con las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno castellanoleonés.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído