Los tatuajes en el cuerpo de la Guardia Civil se mantienen a salvo

Tras meses de lucha e incertidumbre, la AUGC tumba el borrador del Ministerio del Interior y logra que los guardias civiles no estén obligados a retirar sus tatuajes en cabeza, cuello y manos

Guardia Civil con las manos tatuadas. Foto AUGC
Guardia Civil con las manos tatuadas. Foto AUGC

El mundo de los tatuajes ha puesto literalmente patas arriba el mundo de los humanos. Lejos quedaron los años donde las ilustraciones tan solo se plasmaban en el papel.

Ahora algunos cuerpos humanos son puras obras de arte. Bocetos preparados para esculpirse. Pero no en todos los ámbitos está bien visto estar tatuado. Concretamente quienes están en el punto de mira y se ven obligados a batallar contra este perjuicio son los agentes de la Guardia Civil.

Hace más de un mes que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska otorgaba el plazo de un año para que los guardias civiles se borraran por completo aquellos tatuajes que fueran visibles por estar ubicados en la cabeza, el cuello o las manos, con independencia del tipo de ilustración. En su momento, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) se manifestó públicamente mostrando su rechazo ante esta nueva norma.

Debido al desacuerdo por parte de los Guardias Civiles, SALAMANCA24HORAS se ha puesto en contacto con la Asociación Unificada de Guardias Civiles, más concretamente con Pedro Carmona, el portavoz nacional de la AUGC quien nos ha revelado cómo está ahora mismo la situación respecto a este tema y cómo les afecta esta medida. Además de trasladarnos sus pensamientos respecto a la decisión del ministro.

 Una medida que ya les adelantamos califican de “restrictiva” porque “restringe los derechos y afecta a la libertad pública de los guardias civiles”.

Poniendo en contexto el por qué del rechazo y enfado de los agentes de la Guardia Civil recordamos que el tema de los tatuajes en este cuerpo se remonta al año 2018, con un primer borrador. Momento en que se dejó aparcado el tema a falta de un consenso.

En septiembre de este 2021 desde el Ministerio del Interior vuelven a la carga con este tema. Un segundo borrador que a modo de “ultimátum” se dirige a todo el cuerpo de la Guardia Civil.

Un año es el tiempo que ministro Marlaska daba a estos agentes para aquellos tatuajes que tengan en las zonas visibles como son la cabeza, el cuello y las manos.

De esta manera, única y exclusivamente, los guardias civiles se verían obligados a hacer desparecer aquellos grabados ubicados en las partes anteriormente citadas. En el resto del cuerpo se podrán tener, siempre y cuando no sean contrarios a los valores constitucionales o no sean discriminatorios.

Pedro Carmona, portavoz nacional de la AUGC nos afirma que de inmediato hicieron público su rechazo cuando salió a la luz este nuevo borrador donde el plazo para eliminar los tatuajes se cerraba a un año. Actualmente, hasta hace tres días, este segundo borrador se encontraba en el Consejo de Estado, pendiente de pasar a disposición del Consejo de Ministros para ser aprobado y publicado en el Boletín Oficial.

Carmona nos revela que esta medida afecta a muchos agentes, entre el 35 y el 40% de la plantilla, a nivel nacional (esta se trata de una estimación que nos aporta el propio portavoz nacional de la AUGC, pero no es un dato oficial). Este es el principal motivo por el que de forma tajante confiesa que “lo que le hemos manifestado al Ministerio del Interior es que, como este borrador acabe publicado en el Boletín Oficial, emprenderemos acciones jurídicas para impugnarlo”.

VIDEO AUGC

El enfado principal de los agentes de la Guardia Civil viene motivado por dos cuestiones principalmente. Por un lado, la incertidumbre de la operación a la que tendrían que someterse para eliminar el rastro de los grabados y, por otro lado, el trato discriminatorio que tiene la Guardia Civil frente al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Fuerzas Armadas, respecto a esta medida.

En relación con la primera cuestión, la incertidumbre de la operación, Pedro Carmona manifiesta que “No sabemos a ciencia cierta, porque todavía no tenemos un dictamen médico, cómo se aprueba una norma sin tener un conocimiento de profesionales médicos que digan si eso puede ser perjudicial para que los guardias civiles borren sus tatuajes.

Si hay un guardia civil que se tiene que borrar tatuajes y es perjudicial, ¿qué rastros le va a quedar una vez que se opere?, ¿va a necesitar una operación, dos, tres o cuatro?, ¿qué coste acarrea eso? La norma no hace mención alguna a esas cuestiones.

Por ello, en el caso de quién va a pagar las operaciones, nosotros manifestamos que eso tendrá que abonarlo el que lo obliga. En este caso el Ministerio del Interior”.

Respecto a la segunda cuestión, el trato discriminatorio frente a otras fuerzas, el portavoz nacional de AUGC revela que “esta problemática es más restrictivo en la Guardia Civil que en el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, a nivel nacional, autonómicas y policías locales y municipales y FFAA.

No entendemos por qué se coartan derechos de los guardias civiles y por eso nuestro motivo de que si esto sale publicado en el boletín vamos a recurrirlo para poder impugnarlo”.

tatua poli
FOTO AUGC

Continúa admitiendo que esta “Es una medida muy restrictiva respecto al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y FFAA porque en esta normativa nos quieren indicar qué formato de cuerpo no quieren que se pongan tatuajes. Cosa que el resto de cuerpos y FFAA no tienen.

 Por eso decimos que es una cuestión muy restrictiva que afecta a los guardias civiles. Restringen derechos y afectan a la libertad pública de los guardias civiles”.

Para sorpresa de todos, este pasado fin de semana, concretamente el sábado, 30 de octubre, la AUGC manifestaba de forma pública su alegría, puesto que finalmente, y antes de lo esperado, el ministro Marlaska decide retirar el borrador sobre tatuaje en la Guardia Civil que prohibía a los agentes lucir tatuajes en cabeza, cuello y manos.

De esta forma, desde AUGC manifiestan que “nos mostramos satisfechos por la decisión del ministro del Interior de retirar el borrador sobre tatuajes en la Guardia Civil. Nuestras quejas eran legítimas y han evidenciado que esta propuesta de norma era muy restrictiva y que coartaba derechos y libertades públicas a los guardias civiles respecto al resto de cuerpos policiales y Fuerzas Armadas, por lo que debemos felicitarnos que esta norma no se llegará a aprobar en el Consejo de Ministros”.

De momento parece que se calman las aguas sobre este tema que tanto revuelo estaba generando en el cuerpo y en los medios de comunicación. ¿Hasta cuándo durará la tregua?, ¿Será indefinida?

Actualmente, lo único que podemos asegurar es que de momento los guardias civiles no tendrán que eliminar ninguna ilustración de su cuerpo.

Todo un respiro también para los opositores a Guardia Civil, que estaban siendo los más afectados en todo este asunto.

Pedro Carmona, portavoz nacional de AUGC se muestra satisfecho, al igual que sus compañeros por haber tumbado esta medida y termina concluyendo que particularmente defiende que quien quiera tenga tatuajes los tenga, porque eso no impide a nadie realizar su trabajo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído