Un total de 433 quitanieves y 3.400 efectivos del Estado afrontan la campaña de vialidad invernal 2020-2021 en Castilla y León

El delegado del Gobierno destaca la incorporación de un representante de la Junta en el protocolo autonómico de nevadas que hará “más eficaz” la coordinación entre administraciones

0 Comentarios

 Campaña de Invierno
Campaña de Invierno

Un total de 433 quitanieves —frente a las 413 del pasado ejercicio— y 3.400 efectivos del Estado -400 más que en 2019- afrontan la campaña de vialidad invernal 2020-2021 en Castilla y León. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, presentó este jueves en el Centro de Conservación de Carreteras de Villagonzalo Pedernales (Burgos) los medios materiales y humanos del dispositivo que garantizará el tráfico en las carreteras de la Comunidad en situaciones de frío y nevadas intensas.

El delegado del Gobierno explicó las medidas preventivas y circunstancias en las que se activan las fases del protocolo de la Delegación del Gobierno para la coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración del Estado ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que pueden afectar a la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León, así como la coordinación con otras administraciones, diputaciones y Junta de Castilla y León, así como regiones limítrofes, y la canalización de la información del estado de las carreteras a la ciudadanía.

Como principal novedad, destacó, la incorporación de un representante de la Junta de Castilla y León en el protocolo autonómico de nevadas, en concreto, en el Comité Ejecutivo de la Delegación del Gobierno, que hará “más eficaz” la coordinación entre administraciones. Así, cuando la nieve puede afectar a las carreteras del Estado, indicó que se declara la Fase de Alerta cuando AEMET emita boletines de aviso por nevadas con niveles amarillo (que permitan prever riesgos sobre la vialidad), naranja o rojo. El hecho de activar esta fase implica que las Unidades de Demarcaciones de Carreteras refuerzan los medios en la zona de predicción meteorológica para la que se activa, entre ellos, esparcidoras de sal y fundentes o máquinas quitanieves.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil de Tráfico refuerza su despliegue, y simultáneamente se alerta a los miembros del Comité Ejecutivo de la Delegación del Gobierno, al que por primera vez se incorpora un representante de la Junta de Castilla y León, que hará más eficaz la coordinación entre administraciones.

“Había coordinación con la Comunidad pero no había presencia de la Comunidad en este órgano de coordinación en el que estamos presentes los servicios de la Administración General del Estado”, relató, al tiempo que entendió que es “importante” por los kilómetros que tiene la red de carreteras autonómicas contar con la presencia de la Junta de Castilla y León a través del director general de Carreteras en este órgano de coordinación de la Administración General del Estado en materia de vialidad invernal.

Medios disponibles

En cuanto a los medios disponibles de cara a esta campaña, además de las 103 estaciones meteorológicas que vigilan la previsión del tiempo, los depósitos para almacenar 4,7 millones de litros de salmuera y 72 plantas para su fabricación, se incrementa el número de máquinas quitanieves, pasando de las 413 del año pasado a 433, así como la capacidad de almacenamiento de sal de los depósitos y silos disponibles, que crece de 86.000 a 90.000 toneladas.

También lo hace, dijo, el número de efectivos, que suma 400 con respecto al año anterior, siendo en total de algo más de 3.400 personas, incluyendo las 1.258 adscritas a las Demarcaciones de Carreteras, los aproximadamente 1.500 agentes de la Guardia Civil, los 500 de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los profesionales de los Comités Ejecutivos de Emergencias, el Centro de Control de Tráfico de la DGT y la Agencia Estatal de Meteorología.

Todas estas personas, resaltó, vigilarán los 5.647 kilómetros de red de carreteras del Estado en el territorio de la Comunidad, tanto autovías y autopistas como carreteras convencionales, donde actuarán las quitanieves y se llevará a cabo la limpieza de vías en caso de inclemencias meteorológicas. Si bien, recordó, la Guardia Civil, la UME, el personal de AEMET o el de Tráfico, atienden a todas las vías de Castilla y León en caso de necesidad, independientemente de su titularidad.

Intenso trabajo” 

Izquierdo destacó el “intenso trabajo” que todos los efectivos inmersos en la campaña desempeñan en todo momento a lo largo del año, pero incidió en la vital importancia de esta labor en estas fechas, con total disponibilidad horaria y dedicación en las condiciones más adversas. El delegado se refirió en concreto al Centro de Gestión de Tráfico Norte, dependiente del Ministerio del Interior, que está situado en Valladolid, pero abarca todas las carreteras de Castilla y León, Asturias y Cantabria, y en el que se dispone de 173 cámaras de circuito cerrado, 91 estaciones meteorológicas y 243 paneles de mensaje variable.

Izquierdo insistió en poner en valor la capacidad de coordinación y rapidez de respuesta de todos los organismos del Estado implicados en este dispositivo que está al servicio del ciudadano, pero cuyo “cerebro” está, dijo, en la DGT, desde donde se toman decisiones estratégicas y en tiempo real para resolver los problemas que puede plantear la climatología, siempre con la prioridad de salvaguardar la seguridad de los habitantes de Castilla y León. Un ejemplo de estas decisiones, apuntó, es la apertura de los puntos de embolsamiento que retiran a los vehículos pesados de la circulación en caso necesario, 622 puntos en las nueve provincias.

Junto a Izquierdo, comparecieron el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro De la Fuente, el teniente coronel jefe del V Batallón de la UME, José Alberto Barja, el teniente coronel jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco González Iturralde, la coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías, los jefes de las Demarcaciones de Carreteras Oriental y Occidental, Javier Fernández y José Vidal Corrales, respectivamente, el jefe de la Unidad de Protección Civil de Castilla y León, Rubén Sande, y el delegado territorial de la AEMET en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído