​Los trabajadores de Correos anuncian un calendario de movilizaciones con hasta tres huelgas generales

El primer paro será el próximo 7 de junio y provocará un pequeño bloqueo en el cambio de turno. Además, en la segunda quincena del mes de noviembre y en el mes de diciembre, en plena campaña navideña, sería cuando se producirían las huelgas para lograr una gran repercusión

 Correos
Correos

Las tres organizaciones sindicales mayoritarias del servicio de Correos (CSIF, CC.OO., UGT) han confirmado que a partir del mes de junio comenzarán una serie de movilizaciones y concentraciones para protestar contra los continuos recortes que está sufriendo el Servicio Postal Universal desde hace años.

Así, el primer paró será el próximo 7 de junio y, en Salamanca, afectará a las dos últimas horas del turno de día (de 13 a 15 horas) y a las dos primeras del turno de tarde (de 14:30 a 16:30 horas), provocando así un “bloqueo en el cambio de turno”, según han detallado, para lograr una mayor repercusión.

Igualmente, durante la segunda quincena del mes de noviembre y el mes de diciembre, en plena campaña navideña, están previstas tres huelgas generales, aunque todavía no están fijadas las fechas, puesto que desde las organizaciones sindicales confían en que se solucionen los recortes.

Un calendario de movilizaciones "sostenidas y ascendentes"

Así, María José Verdugo, representante de CSIF, explicó que se ha decidido “dar un paso al frente” a la hora de concretar el proceso de movilizaciones que se deben cursar en los próximos meses ya que “el recorte del servicio público” que llevan sufriendo desde hace años está condenando a Correos “a una vía muerta” que pagaría la sociedad española.

Y es que la representante de CSIF lamentó que “ni el Gobierno ni la dirección de Correos” se dan por aludidos en las reclamaciones que se realizan, así como tampoco los trabajadores y trabajadoras se ven beneficiados por el crecimiento económico que están viviendo todas las empresas estatales, algo que redunda en una pérdida tanto de poder adquisitivo como de derechos de los trabajadores.

Es por ello que las organizaciones sindicales, para “disputar lo que consideramos legítimamente nuestro”, detalló María José Verdugo, han programado un “proceso de movilizaciones sostenidas y ascendentes” que impactará en la producción de Correos y que haga visible “nuestra lucha a la sociedad”.

Juan Francisco Rivas, representante de CC.OO., mostró su preocupación por una situación que cada vez es más grave, detalló, ya que ahora mismo es “un momento crucial” porque en los Presupuestos Generales del Estado se certificará un nuevo ‘tijeretazo’, en este caso de 60 millones de euros, lo que significa en que “en tres años se va recortando sistemáticamente el Servicio Postal Universal”.

Un servicio “al que tienen derecho todos los ciudadanos y ciudadanas de este país”, recordó Juan Francisco Rivas, y que debido a los recortes se repercute tanto en la plantilla como en los trabajadores y trabajadoras, que ven mermado su salario (habiendo visto reducida su capacidad de adquisición entre el 9 y el 14 por ciento) y empeoradas sus condiciones laborales.

Así, el representante de CC.OO. detalló que, además del paro del próximo 7 de junio, ese mismo día se realizará una concentración frente a la Subdelegación del Gobierno. Posteriormente, a finales de mes, los delegados y delegadas sindicales se concentrarán en las cabeceras de las Direcciones Territoriales, yendo los representantes de Salamanca a Santiago de Compostela.

Más tarde, en la primera quincena de noviembre, se continuarán realizando concentraciones, movilizaciones y “cualquier medida de presión que se nos ocurra para trasladar el malestar y la situación que estamos padeciendo”, explicó Juan Francisco Rivas, quien concretó que en la segunda quincena de noviembre tendrá lugar la primera huelga general de 24 horas y, en caso de no haberse reconducido, en diciembre habrá otras dos, en plena campaña navideña.

Faltan por fijar las fechas, ya que desde las organizaciones sindicales se confía en que antes de hacerlas se puedan resolver el bloqueo que realiza el Gobierno. “No queremos perjudicar a nadie, pero va a repercutir en la organización de Correos y en el servicio que damos día a día”, afirmó el representante de CC.OO., explicando que estas huelgas serán cuando más repercusión tengan y no en verano, puesto que se notaría poco debido a las vacaciones estivales.

Teresa Rodríguez, representante de UGT, lamentó que los trabajadores y trabajadoras de Correos no ven “un futuro sostenible según se está actuando con nuestra empresa”, ya que los recortes están “asfixiando” a los empleados y empleadas y “desde la dirección no hay reacción para luchar por el futuro”.

Salamanca está especialmente afectada por los recortes de plantilla existente (actualmente hay cerca de 370 miembros en plantilla, habiéndose perdido 185 personas en los últimos seis años), ya que en el momento que hay una baja laboral o vacaciones se produce un ‘recargo’ para el resto de empleados y empleadas, lo que provoca una demora del servicio y de peor calidad.

Así, como Recordó Teresa Rodríguez, su función es ofertar un buen servicio, “adecuado y de calidad como hemos hecho siempre”, algo que hoy en día no pueden hacer, sobre todo en el mundo rural, ya que por razones de movilidad y plantilla no se puede cubrir todo el espacio geográfico. Y no sólo eso, sino que esa acumulación de trabajo también repercute en bajas laborales por ansiedad.

“Los trabajadores somos los más implicados en la empresa, y queremos seguir siendo un referente de calidad”, explicó la representante de UGT, motivo por el que necesitan una dotación ajustada de presupuesto y no sufrir más recortes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído