Trabajar durante el toque de queda: "Salamanca nunca ha dormido de noche y ahora lo está haciendo, te lo aseguro"


A las 22:00 horas comienza el toque de queda cada noche en Salamanca y el resto de localidades de la provincia y Castilla y León. Los negocios apagan las luces y bajan la trapa. Todo el mundo se va a sus casas. ¿Todos? ¡No! Un pequeño grupo de irreductibles trabajadores resiste en las calles. Son los trabajadores del toque de queda y no les queda otra

32 Comentarios

 Raiders (2)
Raiders (2)

Repartidores, taxistas, policías y bomberos, transportistas, barrenderos, sanitarios, conductores de autobuses, farmacéuticos de guardia o periodistas. Todos ellos continúan su trabajo mientras la mayoría de personas tienen que quedarse en casa haciendo frente al virus. 

"Entre las 00:00 horas y las 07:00 de la mañana ha habido sólo 25 llamadas a Radio-taxi, para que te hagas una idea de la situación que vivimos". Quien habla es Amador Bajo, vicepresidente de la Asociación provincial de taxistas de Salamanca. Y las carreras son principalmente para urgencias, "principalmente personas que tienen que bajar al Hospital o acudir a casa de algún familiar porque se ha puesto malo. Pero los taxistas siguen trabajando por la noche, aunque se reducen a quince vehículos. "Conozco casos que se han ido con las manos vacías, que no han hecho ninguna carrera en toda la noche", indica el vicepresidente de la asociación.

Amador Bajo asegura que por la mañana y pese a que están trabajando el 50% de la totalidad de taxis cada día, "se mueve algo más el trabajo y hay más carreras", pero por la noche, dice, "es criminal". "Salamanca nunca ha dormido de noche, siempre ha habido movimiento incluso entre semana, y ahora lo está haciendo, te lo aseguro". Y es realmente duro.

Especialmente en los primeros sesenta minutos del toque de queda, los denominados riders siguen recorriéndose la ciudad de casa en casa para repartir cenas. Dos de ellos hablan con SALAMANCA24HORAS y comentan la situación que vive su sector. Entre los puntos a favor, dicen, se encuentra la seguridad. "Hay muchos menos coches y es más seguro circular, especialmente para los repartidores que van en bicicleta. Eso sí, hay que seguir teniendo cuidado porque muchos conductores se confían al verse solos en la ciudad y algunos se saltan semáforos y te ponen en peligro. Ya me ha ocurrido dos veces", asegura uno de ellos.

"En principio, tenemos permiso para repartir hasta las 00:00 horas, pero muchos restaurantes cierran a las 22:30 y no despachan más allá de las 22:00, por lo que el rato en el que más trabajamos es el que va desde las 20:00 hasta las 22:00 horas, cuando antes del toque de queda era entre las 21:00 y las 23:00 horas", explican. La demanda ha subido, sí, pero también los tiempos se han alargado, porque muchos restaurantes "no dan abasto". "En algunos están trabajando dos personas en cocina y, especialmente el fin de semana, no pueden con el volumen de pedidos", afirman. Por eso, cuentan, se están sucediendo las quejas. "Hay muchas quejas de los clientes, ya que hay pedidos que pueden tardar hasta hora y media".

Los dos riders reiteran a SALAMANCA24HORAS que el tráfico en la hora anterior al toque de queda es "infernal". "Hay ahora mismo muchas calles cortadas y obras en la ciudad, como el paseo de San Vicente, que está generando mucho tráfico cuando la gente tiene prisa por llegar a casa. Eso también nos perjudica a los repartidores", indican.

Taxi (1)

Con el toque de queda, las farmacias siguen estando de guardia. "El toque de queda no se está notando mucho en las farmacias porque ya venía poca gente en el horario de guardia. La caída es muy drástica cuando cae la noche, ha habido guardias en las que prácticamente no ha venido nadie", cuentan en una farmacia del centro de la ciudad.

"Tenemos que estar abiertos como servicios esenciales, pero no estamos cubriendo gastos. La situación es muy mala, no llegamos ni al 50% de la recaudación habitual", afirma Antonio García, de la gasolinera situada en la avenida de Mirat. 

Antonio García cuenta que, cuando entra en vigor el toque de queda, el descenso de tráfico es brutal. "A partir de las 22:00 horas repostan los repartidores de comida que van en moto y algún taxista", nada más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído