VÍDEO | "Se traspasa hasta que se tomen medidas concretas para garantizar la seguridad": El contundente cartel que ha proliferado entre los negocios hosteleros de Salamanca

"Se traspasa", este es el contundente cartel que este miércoles, 29 de abril, ha comenzado a ser visible en la fachada de numerosos negocios de hostelería de la capital salmantina. Con este mensaje, los dueños de los negocios han decidido plantarse "hasta que se tomen medidas concretas y correctas que permitan garantizar la seguridad de nuestros clientes y nos permitan desarrollar de forma coherente nuestra labor profesional". La iniciativa está apoyada por la Asociación de Hosteleros y no se descartan movilizaciones

 Se traspasa 4
Se traspasa 4

La iniciativa de protesta surge a través de un grupo de hosteleros amigos y empresarios de diversos ámbitos, como la restauración, el ocio nocturno, hoteles y cafeterías, que han pensado en una medida para hacerse visibles. "Pretendemos ser la semilla, desde Salamanca, para que estos carteles se viralicen a nivel nacional, que lleguen al Gobierno, reflexione y corrija", comentan. La iniciativa está apoyada por la Asociación de Hosteleros y no se descartan movilizaciones.

El cabreo, asegura el grupo de hosteleros que ha comenzado esta protesta, tiene el objetivo de manifestar su "intranquilidad y preocupación" tras la rueda de prensa realizada este martes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que les insta a reabrir en doce días. "No sabemos qué va a pasar con nuestros negocios. No se nos ha indicado una planificación, las normas no están claras y cambian cada día. Esta situación nos genera una gran inseguridad", indican.

Se traspasa 7

Los hosteleros afirman que saben que los trabajadores de sus empresas aún no han cobrado los ERTEs y que esta medida de reapertura forzosa sin seguridad "puede ser la forma del Gobierno de demostrar que no cuenta con el dinero para hacer frente a los expedientes de regulación temporal de empleo. "El 14 de marzo nos obligaron a cerrar y nos indicaron que hacer uso de los ERTEs era la fórmula para dar la mayor protección posible a nuestros trabajadores, siendo condicionado a la prohibición de efectuar despidos en los seis meses siguientes. Ahora nos dicen que tenemos que abrir en doce días un tercio de las terrazas de los establecimientos que, en muchos casos, en negocios de Salamanca serán una o dos mesas, pero se tendrá que dar de alta a al menos tres personas —camarero, cocinero y personal de limpieza— para atenderlas", dicen.

"Aún no sabemos si, entonces, tenemos que abrir con toda la plantilla o sólo con el personal necesario y, siendo conocedores de que Salamanca cuenta con una tasa de contagios muy elevada, tanto declarada como no por las diversas administraciones, no contamos con las garantías sanitarias suficientes para no exponer a un peligro a los trabajadores y los clientes", explican. Los hosteleros dicen que, como en todos los estamentos, ellos también carecen de test y no saben si los trabajadores que se reincorporan pueden tener síntomas o no. "Tampoco sabemos qué protocolo sanitario debemos seguir para poder trabajar en las debidas condiciones (...) no conocemos cómo se llevará a cabo la distribución de las mesas... además que tener a tres personas para atender a dos meses es un negocio inviable económicamente hablando".

Se Traspasa 3

Por ello, indican a SALAMANCA24HORAS que desde ayer el sector se encuentra "convulso" e "indignado". "Hasta ahora nos habíamos mantenido en silencio porque priorizaba la pandemia sanitaria y lo único importante era permanecer en casa guardando la cuarentena, pero ayer el presidente del Gobierno nos dijo que comienza la cuenta atrás para la reapertura de nuestro negocio, pero no sabemos cómo ni de que manera", cuentan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído