El Tribunal Supremo desoye el recurso del Ayuntamiento sobre la efigie de Franco en el Salón de Plenos y deberá ser retirado


El abogado Gorka Esparza y el político Domingo Benito han dado a concer en la mañana de este viernes los detalles sobre el proceso judicial que llega a su fin y que obliga al Ayuntamiento a retirar la efigie de Franco del mural del Salón de Plenos del Edificio Consistorial

 Mural Franco
Mural Franco

El abogado Gorka Esparza y el político Domingo Benito, en este caso a título personal, han dado a conocer en la mañana de este viernes, 5 de abril, los detalles sobre el proceso judicial que llega a su fin y que obliga al Ayuntamiento a retirar la efigie de Franco del Salón de Plenos del Ayuntamiento, ya sea suprimiendo el tríptico mural que le exalta en su totalidad o, con el beneplácito de la familia del autor, sacando la cara del dictador.

Finalmente, ha sido la sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo la que ha puesto fin al recorrido judicial que, según ha indicado Gorka Esparza, "artificialmente el Ayuntamiento de Salamanca pretendía alargar indefinidamente". Y es que hace meses una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ratificó otra, que previamente había dictado el Juzgado de lo Contencioso número 1 de Salamanca, en la que se condenaba al Ayuntamiento de Salamanca a desplegar actuaciones concretas para retirar vestigios franquistas tales como el mural del Salón de Plenos en el que aparece la cara de Franco y el monumento a la unificación de los tres partidos en los que quedó subsumido el partido único franquista, y que permanece aún en la plaza de las Salesas.

Esos dos vestigios eran prácticamente los únicos que quedaban discutidos en Salamanca porque todos los anteriores habían sido retirados siempre, no obstante, después de que hubiese sido iniciado el procedimiento judicial pertinente. "Y esta es una idea que queremos dejar clara: el equipo de gobierno del Consistorio nunca ha tenido iniciativa política a este respecto. Ha venido motivado siempre por un hecho concreto, como es el de reaccionar ante procedimientos judiciales", ha señalado el letrado.

La sentencia del TSJCyL, según Benito y Esparza, era "aún más clara" que la del Juzgado de lo Contencioso y estableció en relación al mural una doble posibilidad. "Primera, que con autorización de la familia del autor del mural, se mutilara la parte en la que aparece Franco. En este sentido, el TSJCyL consideraba que esta cuestiñon podía vulnerar los derechos de autor, y por tanto lo que decía al Ayuntamiento es que debía retirar la obra completamente porque es contraria a la Ley de Memoria Histórica o, en segundo caso, que se consiguiera el permiso de la familia para modificar el mural y no retirarlo integro", han explicado.

"Al autor, Ramón Melero, le obligaron a incluir la efigie de Franco en el mural"

Gorka Esparza, abogado de la causa, ha afirmado también que, antes de la decisión del Supremo, "el demandante Domingo Benito y este letrado planteamos al Ayuntamiento por qué no cumplían la sentencia en sus propios términos y no hablaban con la familia, si realmente consideran que el mural tríptico tiene algún valor tanto artístico como para la historia de la ciudad, así como honrar al autor, Ramón Melero, para retirar la imagen de Franco y contextualizar esa retirada".

En este sentido, Esparza y Benito se han mostrado partidarios de colocar junto al mural, tras retirar a Franco, un letrero que diga que a Ramón Melero, en los años sesenta, "la corporación municipal de la época le encargó un tríptico y le obligó a pintar la imagen de Franco; y que una sentencia judicial cincuenta años después, ha ordenado la retirada de esa efigie". En palabras de ambos, "esto habría dignificado al autor y habría contextualizado que él no incluyó nunca a Franco por decisión propia, tal y como nos lo dejó claro la familia. Sin embargo, Mañueco se ha dedicado a malmeter y ahora, tras haber confundido a la familia para que se opusiera a la "mutilación" de la obra, no quedaría más alternativa que la de proceder a la retirada íntegra".

Gorka Esparza y Domingo Benito

La sentencia condena a pagar las costas a los salmantinos, a través de su Ayuntamiento

Domingo Benito, artífice a título personal de la causa que ha condenado al Ayuntamiento, ha querido agradecer a Gorka Esparza el trabajo realizado y ha señalado que "es bueno que, a través de la Justicia, se haya podido conseguir que espacios públicos y el lugar en el que reside la soberanía del pueblo, como es el salón de plenos, no cuenten con obras que exalten una dictadura criminal".

"Si bien, también es lamentable que haya tenido que ser, por un lado, con una oposición radical de las administraciones a las que nos hemos ido enfrentando en estos años, como la Diputación, el Ayuntamiento, el Gobierno de España y numerosísimos municipios. Estas instituciones se han saltado la ley cuando lo que se viene defendiendo ahora mismo es el constitucionalismo y el respeto máximo a las normas democráticas. Aún así, y aunque lo dicen continuamente, todavía hay quien considera desde el poder público que no tiene que cumplir la ley", ha comentado Domingo Benito.

Benito y Esparza han indicado que el Ayuntamiento "ha ido dilatando los procesos y hoy podemos decir que el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, el señor Mañueco, ha sido siempre, en su calidad de alcalde, contrario al cumplimiento de la ley aprobada por las Cortes Generales, y que de manera sistemática han tenido que ser los tribunales los que le requirieran su cumplimiento. "Qué facil hubiera sido, cuántos recursos hubieramos evitado gastar y con qué normalidad se hubieran podido tomar una gran cantidad de decisiones si el Ayuntamiento hubiese entendido que las leyes están para cumplirlas. Algo tan sencillo y un principio fundamental en democracia", han señalado, haciendo hincapié en que los salmantinos, a través de su Ayuntamiento, deberán abonar las costas del juicio, que ascienden a 1.000 euros.

"Queda mucho por hacer en España, cuestiones básicas como el tema de las fosas que deben ser resueltas, y vamos a seguir trabajando", ha finalizado Benito.

"Mañueco no escuchó a la oposición en el Ayuntamiento"

Por último, Gorka Esparza ha recordado y vuelto a poner de manifiesto que la oposición en el Ayuntamiento de Salamanca logró un pronunciamiento en pleno para que el equipo de Gobierno "no recurriera al Supremo la sentencia que dictó el TSJCyL". "Quiere decir que estas costas que le han impuesto al Ayuntamiento en uso de sus competencias pero con el criterio contrario de todo un pleno municipal en el que no tiene la mayoría, se me ocurre que no estaría mal que las pagara de su bolsillo el señor Mañueco y no los salmantinos", ha concluido Esparza. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído