​UGT, CCOO y CSIF no negociarán con la Junta las plantillas de personal docente de los centros educativos de Salamanca: “Están destruyendo empleo público a pasos agigantados”

Además, los tres sindicatos han invitado a las otras dos organizaciones convocadas, ANPE y STE, a que tampoco acudan a la negociación, tal y como ha ocurrido en Soria, porque Salamanca, “un año más, es la provincia que más disminución de plazas tiene”

 WhatsApp Image 2020 01 27 at 12.03.02
WhatsApp Image 2020 01 27 at 12.03.02

Este martes, 28 de enero, los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Educación de Salamanca han sido convocados a una reunión para negociar las plantillas de personal docente de los centros educativos públicos de la provincia charra para el curso 2020/2021. Una negociación importante que determinará el número de docentes no universitarios en el territorio salmantino para el siguiente curso escolar.

Sin embargo, los tres sindicatos firmantes del Acuerdo Marco en mayo de 2019 que establecía la recuperación de la jornada de 35 horas para los trabajadores públicos de la Junta de Castilla y León -UGT, CCOO y CSIF- han confirmado que no acudirán a dicha reunión, tal y como vienen haciendo en todas las provincias de la Comunidad.

El principal motivo es, además del incumplimiento de dicho acuerdo, la imposición de criterios por parte de la Consejería de Educación que son “gravosos” para la estabilidad de las plantillas docentes “especialmente en el medio rural”, tal y como han explicado representantes de los tres sindicatos en una rueda de prensa.

De hecho, Alegría Alonso, secretaria de Enseñanza de FeSP-UGT Salamanca, reseñaba que sería “una incoherencia” por parte de los sindicatos firmar algo contrario a lo que reivindican “además de una falta de responsabilidad con los compañeros a los que representamos”, ya que la no aplicación de la jornada de 35 horas está suponiendo una disminución de la contratación además de convertir a la que sí existe en “precaria, temporal y parcial”.

Igualmente, Alegría Alonso valoró que si se firma ese acuerdo de plantillas, será “la excusa para el año que viene” para no aplicar la jornada de 35 horas ni para los docentes ni para el resto de sectores, ya que la Junta pide “equidad” a la hora de implantar la nueva jornada laboral.

En la misma línea de opinión se mostró Laura Mayo, secretaria general de Enseñanza de CCOO Salamanca, quien calificó la actuación de la Junta de “vergonzosa” ya que se está incumpliendo un acuerdo “negociado, pactado y firmado” desde el pasado 1 de septiembre y, por ello, se sigue perjudicando a unos docentes “que han sido bastante maltratados por los recortes”.

Así, para evitar “la destrucción del empleo público”, algo que en Salamanca está sucediendo “a pasos agigantados”, los tres sindicatos han mostrado su rechazo a negociar unas plantillas docentes que, como señaló Laura Mayo, afectarán de manera muy negativa a la escuela rural.

Salamanca, un año más, es la provincia que más disminución de plazas tiene

Sobre el porcentaje de maestros, la secretaria general de Enseñanza de CCOO Salamanca indicó que cada vez disminuye más rápido y que las contrataciones son precarias, algo provocado por el incumplimiento del Acuerdo Marco. “Estamos defendiendo a toda la ciudadanía de la provincia de Salamanca, porque queremos una escuela pública de calidad”, ha proseguido Laura Mayo, quien además ha apuntado que Salamanca es “la provincia que más disminución de plazas tiene”, con 15 plazas, algo que ocurre “un año más”.

Así, por “coherencia y responsabilidad”, los sindicatos no entrarán en una negociación donde los acuerdos se cumplen, algo que también afirmó Sergio Vaquero, presidente del sector de Enseñanza de CSIF Salamanca, que asimismo invitó al resto de sindicatos presentes en la Mesa Sectorial -ANPE y STE- a no entrar tampoco a la negociación y que secunden la acción iniciada.

“Entrar en este acto es facilitar, reconocer y asumir que el año que viene vamos a seguir con 37,5 horas”, continuó Sergio Vaquero, que recordó que si se negociaran los criterios previos sobre 35 horas “probablemente facilitarían la creación de más puestos de trabajo y la no supresión de otros tantos”.

Por ello, no entrar es otra de las maneras de protestar contra toda la manera de proceder de la Consejería de Educación de suprimir “un montón de plazas que probablemente se podrían mantener con los nuevos criterios”, aseguró el presidente del sector de Enseñanza de CSIF Salamanca.

Una ‘negociación’ impuesta por la Junta y que ya se ha celebrado en otras provincias con ‘plantones’

Una vez explicados los motivos, Alegría Alonso manifestó que esta reunión con la representante de la Consejería de Educación iba a tener lugar el próximo viernes, 31 de enero, pero que fue modificada a última hora del pasado viernes para que se celebrase este martes, 28 de enero.

La misma tiene lugar por provincias y no se celebra de manera simultánea y, además, es una ‘negociación’ impuesta ya que “la funcionaria de la Junta acude con una propuesta hecha por ellos en la que prácticamente no admiten cambios, y los que admiten son muy leves”, explicaba la secretaria de Enseñanza de UGT.

Los representantes de los tres sindicatos comentaron además que, aunque no haya negociación en la Mesa Sectorial, la Junta puede aprobar la resolución de las plantillas docentes no universitarias, si bien “es un acto administrativo y, como todo acto administrativo, cabe recurso”.

En otras provincias de la Comunidad ya se han celebrado estas reuniones y en algunas, como Soria, ningún sindicato acudió a la negociación. “En otras sí que fueron el resto de sindicatos no firmantes del Acuerdo Marco, pero pedimos que aquí en Salamanca se unan a

Una relación de plazas que afectaría principalmente al concurso de traslados

Sergio Vaquero también concretó que las nuevas plantillas afectarán, fundamentalmente, al concurso de traslados por lo que “haya plazas que no salgan o no se oferten”. Aunque, en total, los cerca de 4.000 docentes en la provincia de Salamanca verían realmente modificadas sus condiciones.

Unos docentes entre los que existe una tasa de interinidad “muy alta”, que podría verse reducida si se retoman las 35 horas, aunque “es muy difícil hacer un cálculo” de cuántas plazas podrían crearse nuevas. “No tenemos los criterios basados en 35 horas sino en 37,5 horas, por lo que variaría según cada provincia”, apuntaron para finalizar, no sin antes recordar que si el Acuerdo Marco se firmó y no se ha cumplido indica que “probablemente se hizo como un apoyo electoral”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído