UGT lamenta que el curso en Castilla y León se inicie un viernes y no se modernice como en Europa

El sindicato asegura que la Consejería de Educación abordó el calendario escolar sin consenso y "con criterios retrógrados"

8 Comentarios

Una clase durante la pandemia.
Una clase durante la pandemia.

UGT Castilla y León lamentó hoy que la Junta de Castilla y León haya aprobado el calendario escolar 2021-2022 sin consenso y que plantea el inicio del próximo curso un viernes. La secretaria de Enseñanza de Federación de Enseñanza y Servicios Públicos -UGT CyL, Beatriz García González, aseguró que la Consejería de Educación ha perdido una oportunidad más de modernizar el Calendario Escolar como ya han hecho otros países de la Unión Europea.

En este aspecto, en la reunión de la Mesa Sectorial de Educación celebrada ayer junto a los representantes de la Consejería de Educación, entre los que se encontraban varios directores generales, “se desaprovechó otra vez la oportunidad de realizar un Calendario Escolar basado en criterios científicos y pedagógicos, como ya hacen otros países europeos”.

"Esta incapacidad de adaptación a los criterios pedagógicos que mejor están funcionando en el resto de Europa, nos hace permanecer anclados en el pasado”, aseguró para subrayar, después, que desde la organización sindical tuvo una mención especial al hecho de que el inicio del próximo curso escolar se lleve a cabo en viernes, ya que no tiene “ningún sentido”.

En este aspecto, reseñó que no comprenden qué beneficios pedagógicos tiene para los niños empezar las clases un viernes, ni para los padres con los problemas de conciliación que tienen que resolver para un único día”. En opinión de UGTCyL “la propuesta de Calendario de la Consejería no se ajusta a la normativa vigente” y, por eso, le invitó a que “realicen de nuevo la suma de días lectivos de su propuesta final”.

En la misma línea, desde UGT denuncian que los informes que elabora el Consejo Escolar de Castilla y León a petición de la propia Consejería de Educación, parecen “no servir de nada, puesto que están orientados totalmente en la dirección contraria al Calendario impuesto por la Consejería”.

Al respecto, detalló que la duración de los tres trimestres está descompensada (68, 61 y 48 días respectivamente). “Se retrasa el inicio de curso, precisamente cuando el profesorado y el alumnado están más descansados después de las vacaciones estivales, mientras que se mantiene el fin del curso, cuando tanto el profesorado como el alumnado están agotados después de todo un curso de trabajo” criticó García González, para añadir que “también han colocado un puente con días de descanso en octubre, cuando apenas ha pasado un mes de clase y los alumnos empiezan a centrarse y habituarse al trabajo escolar.

Asimismo, el nuevo calendario, según el sindicato, recoge otro descanso de varios días a principio de diciembre, coincidiendo con el fin de la primera evaluación, lo que, en palabras de la Secretaria de Enseñanza de la formación sindical, “obliga a hacer auténticas cábalas para organizar exámenes y evaluaciones”.

Igualmente, el calendario aprobado señala los días de descanso en Carnaval a mitad del segundo trimestre y, después, no existen más descansos hasta las vacaciones de Navidad y las de Semana Santa.

“Así, nos queda un primer trimestre lleno de descansos, un 'minidescanso' en el segundo trimestre y nada en el tercero. Nos encontramos con otra oportunidad desperdiciada, con una Consejería que desprecia la negociación con los sindicatos imponiendo sus retrógrados criterios y que relega a un órgano de representación en el que no cree, como es el Consejo Escolar de Castilla y León. Este no es el camino”, manifestó UGT Castilla y León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído