La Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica atiende en consulta a unos 20 niños con cáncer al día

En lo que va de año, la Unidad ha registrado 18 nuevos casos de niños con patología tumoral maligna

3 Comentarios

 Unidad hematooncologia pediatrica
Unidad hematooncologia pediatrica

Este viernes, 21 de diciembre, se celebra el Día Nacional del Niño con Cáncer. Según los expertos, en España es la principal causa de muerte por enfermedad en niños y se diagnostica más de un millar de nuevos casos al año.

En el hospital de Salamanca se encuentra la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica, dependiente del Servicio de Pediatría, que atiende en consulta alrededor de 20 niños con cáncer al día. En lo que va de año, esta Unidad ha registrado 18 nuevos casos de niños con patología tumoral maligna.

Tal y como ha explicado la doctora Mari Carmen Mendoza, el número de nuevos casos es similar al de años anteriores, pero como se está empezando a atender a algunos niños en edad adolescente, sí que han empezado a notar un incremento en el número de nuevos casos. “Ahora se está insistiendo mucho desde la Sociedad de Oncología Pediátrica en que la atención al paciente adolescente debería realizarse en unidades pediátricas o, al menos, de forma conjunta con unidades de adultos”, ha detallado la doctora Mendoza, quien apunta a un ligero incremento de pacientes de 14 ó 15 años debido a la atención en esta edad. En cuanto a las patologías más habituales, ha señalado que las leucemias suponen un cuarto de los tumores diagnosticados en edad pediátrica.

La Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica

La Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica pertenece al Servicio de Pediatría y en ella trabajan tres médicas adjuntas. Así, a la doctora Mari Carmen Mendoza se suman las doctoras Susana Riesco y Almudena González.

En esta unidad se realizan consultas ambulatorias, trabajando con el hospital de día, para niños que llegan nuevos, que son derivados para realizar estudios, por ejemplo, con patología benignas para realizar pruebas complementarias, tal y como han detallado.

También se atiende a niños que ya están diagnosticados de algún proceso oncológico. “Vienen por la mañana, se hacen la analítica y se les administra la quimioterapia. Luego regresan a sus domicilios”, ha explicado Mari Carmen Mendoza, quien también ha señalado que en esta unidad se programan los ingresos de los niños que tienen que estar hospitalizados unos días para recibir la quimioterapia o por otro tipo de atenciones.

“En la planta de Pediatría tenemos zona de aislados, separados del resto de la planta, donde tenemos cuatro habitaciones para niños oncológicos” ha explicado la doctora Mendoza, quien ha detallado que, a su vez, el aula hospitalaria cuenta con dos profesoras para atender las necesidades educativas de los niños ingresados. Además, los niños oncológicos tienen también a su disposición profesores a domicilio en los periodos ambulatorios.

La doctora ha destacado que es importante realizar el diagnóstico lo antes posible y comunicarlo a la familia, con apoyo de Pyfano, que da soporte psicológico. “Se hace la acogida de la familia para explicar el diagnóstico y lo que viene por delante”.

Aumenta el grado de supervivencia gracias a la mejora en el diagnóstico y en los tratamientos

Mari Carmen Mendoza ha explicado que las mejorías en el diagnóstico y en el tratamiento de la enfermedad, así como en los tratamientos de soporte que utilizan para las complicaciones que se pueden producir, han propiciado que, en los últimos años, el grado de supervivencia sea mayor. “Ha habido muchas novedades, son patologías muy diversas, en cada una está habiendo avances y cada vez tenemos más herramientas terapéuticas” ha subrayado y ha asegurado que “los niños toleran mejor los tratamientos que los adultos”.

En este sentido, la doctora ha detallado que el seguimiento que se hace de estos niños es prolongado porque “como la supervivencia ha mejorado en los últimos años, tenemos muchos niños que van a ser adultos y tenemos que intentar ver los efectos tardíos que pueden tener la enfermedad y los tratamientos en estos adultos jóvenes que han superado el cáncer”.

La doctora Mendoza considera fundamental que “a los niños se le cuente todo lo que va a ocurrir adaptado a su edad y capacidad”. En este punto, el apoyo de los padres es muy importante, porque ellos también “conocen cómo transmitir esa información a los niños y nosotros les ayudamos desde nuestra experiencia y a través de la psicóloga de Pyfano”. “Intentamos dar tiempo para que vayan asimilando las distintas informaciones que se les va contando, para que tengan tiempo para transmitir las dudas que les van surgiendo”, ha subrayado.

Por último, Mari Carmen Mendiza ha insistido en la fortaleza que transmite la familia y en “cómo son capaces de ayudar a sus hijos, pese a la situación tan complicada que tienen, manteniendo la calma”, así como “la capacidad de las familias y los niños para, a pesar de todo, mantener su sonrisa”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído