​Verónica Casado, aterrorizada por las 'no fiestas': "Con el alcohol uno empieza a abrazarse más de la cuenta"

Casado ha asegurado que las medidas impuestas por la Junta tendrán revisión cada siete días y en función de la situación pueden ser más o menos restrictivas. Así mismo, ha asegurado que "los jóvenes no están a salvo y eso nos preocupa"

 DSC09727
DSC09727

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha actualizado en el Ayuntamiento de Salamanca la situación actual de la provincia y de la capital con relación al COVID-19; así como para explicar los motivos que han llevado a su Consejería a imponer las medidas restrictivas en la ciudad charra.

Casado ha tenido palabras de agradecimiento para el alcalde y la ciudad de Salamanca por acatar las medidas impuestas por la Junta y aceptar la situación que conlleva la suspensión de las actividades que se iban a realizar durante las fiestas de la Virgen de la Vega. Unas medidas duras, pero necesarias, enroladas a través de tres pilares que Casado ha querido destacar.

El primero, el compromiso con la vida y la salud que “a veces requiere medidas drásticas para que no se extienda la enfermedad”. El segundo, la prudencia, advirtiendo a los salmantinos que “sin prudencia no conseguiremos nada”. Por último, sin embargo, ha apelado a la tranquilidad: “La situación es complicada, pero está controlada gracias a nuestros profesionales y nuestro sistema sanitario”.

Eso sí, ha advertido que “los profesionales están cansados y por eso hay que ayudarles rompiendo la cadena de transmisión” siendo responsables de manera individual. “Esto no es un problema o responsabilidad de la Junta, de la Consejería de Sanidad, del Hospital o del Gobierno… Esto es un problema de cada uno de nosotros. Debemos acostumbrarnos a no ir en grupos grandes, solo con convenientes, o vamos a tener un problema”.

El 65 % de los casos detectados son asintomáticos, pero con alta capacidad de transmisión

En la rueda de prensa también ha habido tiempo para resumir la situación actual del coronavirus en la comunidad y específicamente en Salamanca.

Precisamente, Casado ha advertido que “preocupan los jóvenes. No están a salvo y hay más gente en UCI con estos perfiles”. El 65%, según la consejera, son asintomáticos, pero con una alta capacidad de transmisión de la enfermedad.

La situación ha empezado a empeorar a partir de la segunda quincena del mes de agosto y el número de fallecidos ha empezado a aumentar. “Tenemos que conseguir frenar esto, porque sino vamos a tener muchos más fallecidos”

“Entre no hacer nada e imponer un confinamiento total hay muchas etapas, que son mejores que terminar tres o cuatro meses confinados”

Casado ha afirmado que “no queremos que la gente esté confinada en sus casas. Queremos un esfuerzo intermedio durante siete o catorce días, porque entre no hacer nada e imponer un confinamiento total hay muchas etapas que son mejores que terminar tres o cuatro meses confinados”.

Según la consejera lo que se busca con estas medidas en Salamanca es tener un primer control de siete días. Al término de este periodo se evaluará la situación y se rebajarán o impondrán nuevas medidas, según ha confirmado Casado.

Llamamiento a la vacunación de la gripe

Casado ha asegurado que es de vital importancia la vacunación contra la gripe. Para la consejera se antoja indispensable para controlar la pandemia “Sobre todo los mayores de 65 años y personas frágiles. No podemos permitirnos que infecciones tan parecidas al coronavirus se junten”.

La campaña de vacunación será la primera quincena de octubre, pero, eso sí, Casado ha asegurado que, "como opinión personal, creo que infecciones como la gripe este año van a tener menos incidencia si seguimos con las medidas preventivas de lavado de manos y mascarilla".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído