Veselin Topalov, Gran Maestro y vecino de Salamanca: “Lo mejor que le podría pasar al ajedrez es que apareciera una mujer capaz de ser campeona”

Junto con Amador González, repasa la situación y la importancia de este deporte en la ciudad que sirvió como cuna a sus reglas actuales

Libro
Libro

El Gran Maestro de ajedrez búlgaro Veselin Topalov vive desde hace años en Salamanca. Campeón mundial en 2005 en San Luis (Argentina), en el que reconoce que fue el mejor momento de su carrera, pisó por primera vez tierras charras en 1992. Entonces, se disputaba un torneo en Santa Marta de Tormes al que acudió en su primera toma de contacto con la provincia. Tras una temporada residiendo en Gran Canaria, se estableció en la capital salmantina. “Me gusta, es una ciudad cómoda para vivir”, dice. 

De la vinculación de la ciudad con el ajedrez se enteró más tarde y su amigo, Amador González, tiene buena culpa de ello. Maestro de la Federación Internacional de Ajedrez, este salmantino es también el presidente de la Federación de Ajedrez de Castilla y Léon y autor del libro “El camino del ajedrez”, que en 2018 dio a conocer una obra capital sobre este juego que la Universidad de Salamanca custodia entre las estanterías de su Biblioteca Histórica. En el siglo XV, las reglas del ajedrez cambiaron, y este incunable es el documento más antiguo que lo recoge.

Seis siglos más tarde, el panorama ajedrecístico español no pasa por un buen momento, a ojos del Gran Maestro búlgaro. Topalov considera que, desde la disputa de la partida en Sevilla entre Kasparov y Karpov en 1987 y la popularidad posterior del ajedrez, que duró entre diez y quince años, el horiozonte se nubló. “La Federación Española no lo está haciendo bien. Cuando llegué a España, a principios de los 90, este era un país activo, se hacían muchos campeonatos y, poco a poco, se ha ido apagando. Se podría culpar a la crisis, pero crisis ha habido en todo el mundo y algunos países lo han hecho muy bien”, considera Veselin, que también enumera a los que sitúa como punteros en la actualidad: Rusia, Estados Unidos, Azerbayán, Noruega, India, Turquía, Irán, China… la lista es extensa. “Incluso Francia ha superado a España”, apostilla.

Amador González (izq.) y Veselin Topalov (dcha.)
Amador González (izq.) y Veselin Topalov (dcha.)

 

Tres éxitos consecutivos en Salamanca
Salamanca se salva de la quema. El Festival “Salamanca, cuna del ajedrez moderno”, que ya ha celebrado tres ediciones, es el evento con más calidad de España, solo por debajo del Campeonato Nacional en nivel de importancia. Con la vista puesta en su próxima celebración, en noviembre de este mismo año, la cita promete volver a reunir a algunas de las mejores figuras del mundo. Vinculado a la celebración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca en su nacimiento, ha cosechado tres éxitos en las tres ocasiones en las que se ha disputado desde entonces. Amador destaca que “la progresión está siendo buena, la repercusión a nivel internacional está creciendo y Salamanca está situada en el mapa ajedrecístico”. 

En noviembre, esperan organizar un abierto de relieve para todos los aficionados de la ciudad y un congreso de ajedrez educativo, que estará impulsado por la Universidad. “Cada vez se reconocen más las capacidades educativas del ajedrez y es un buen momento para apostar por ello”, asegura Amador González. Además, se mantendrán las conferencias, las partidas simultáneas, el torneo infantil, las mesas redondas y el ciclo de cine, entre otras actividades.

No tienes que ser un buen matemático, tienes que saber contar hasta diez
Es complicado que los niños y niñas españoles se sientan atraídos por el ajedrez. “Tiene que competir con los deportes populares y, por esa razón, le veo un futuro a medio plazo como deporte minoritario, aunque está creciendo”, apunta Veselin Topalov.

Sin embargo, el Gran Maestro quiere desmontar uno de los prejuicios que existen sobre este juego. “Parece que es para gente súper inteligente y que es muy difícil. Es cierto que las reglas no son tan fáciles de entender como las de los deportes de pelota, pero la gente piensa que tienes que ser un buen matemático y para nada eso es verdad. Tienes que saber contar hasta diez y nada más”, explica. Otra de las claves que falla para atraer al público joven español es que no hay referentes patrios: “Falta alguien que pueda luchar por el título mundial que atraiga masas”.

¿Una futura campeona mundial de ajedrez?
Topalov considera que, en los últimos veinte años, las condiciones para las jugadoras de ajedrez han mejorado mucho. Él mismo cosechó malos resultados frente a sus competidoras en la segunda edición del Festival de Salamanca. “El nivel de las mujeres está subiendo, las condiciones de los torneos están mejorando y eso crea más interés”, dice el búlgaro.

Además, Veselin apunta a la existencia actual de una “discriminación positiva” para las jugadoras de ajedrez, ya que hay torneos mixtos y torneos femeninos, pero no masculinos. Para Amador, esta realidad es importante porque ayuda a aumentar la visibilidad de las mujeres ajedrecistas. “El problema es que las niñas no tenían un espejo en el que mirarse, parecía que el ajedrez era un deporte de hombres y eso no es cierto”, explica el salmantino. Topalov asiente y va más allá: “Lo mejor que le podría pasar al ajedrez a nivel mundial es que apareciera una mujer que fuera capaz de ser campeona”.

Veselin Topalov
Veselin Topalov

 

“Arte de ajedrez con ciento y cincuenta juegos de partido”
Bajo este título y firmado por Luis Ramírez de Lucena, alumno de la Universidad de Salamanca, un libro incunable que data de 1497 -o 1496, no termina de estar claro-, descansa entre los volúmenes que se guardan en la Biblioteca Histórica de la USAL. Amador González es un experto en su contenido y en su historia, como atestigua su propia obra, y también es ducho en la materia Eduardo Hernández, técnico bibliotecario del Estudio salmantino.

Con sus páginas llenas de letras góticas de imprenta y silografías que fueron realizadas en madera para mostrar las figuras sobre el tablero, este libro es un imprescindible para el mundo del ajedrez. Se trata de una obra de transición, que explica las reglas del ajedrez “viejo” (el conocido como árabe) y el ajedrez “de la dama” o “nuevo” (el que se juega con las normas modernas).

Es, además, el libro más antiguo conocido que versa sobre el tema, del que se conservan alrededor de una docena de copias repartidas por todo el mundo. Por eso, Salamanca está considerada como la “cuna del ajedrez moderno”. En concreto, la copia que descansa en la Bibliteca Histórica procede de la colección que guardaban los Jesuitas en la ciudad, cuyos 12.000 volúmenes fueron a parar a la Universidad tras su expulsión de España, en 1767. El mismísimo Garri Kaspárov celebró en Salamanca, en 1997, los 500 años del incunable. Lo hizo con una conferencia y una exhibición en la que, por cierto, su partida contra Amador terminó en tablas.

En su inicio, la obra realiza un panegírico de Juan de Aragón, hijo de los Reyes Católicos y al que va dirigido el libro. En las siguientes páginas, explica las reglas del ajedrez y da una serie de consejos para los jugadores, para seguir con una serie de aperturas del juego. Finalmente, recopila una colección de 150 problemas a resolver con las reglas modernas y antiguas.

Los principales cambios que se recogen en la obra de Lucena y que marcan las diferencias con el ajedrez árabe son la inlcusión de la figura de la dama y el cambio de movimiento de los alfiles. En el primer caso, se especula con que la nueva pieza estuvo inspirada en Isabel la Católica, y sustituye a la alferza, una especie de consejero del rey que solo movía una casilla en diagonal. En cuanto a los alfiles, pasan de mover tres casillas y poder saltar por encima de otras piezas al movimiento actual. Lucena también introduce la colocación del tablero respecto a los jugadores, con una casilla blanca en la esquina inferior derecha.

Además de esta obra, en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca también se guardan dos libros históricos sobre ajedrez de especial relevancia. Uno, fechado en 1512 en Roma, del portugués Pedro Damiano; otro, de Rui López, correspondiente a 1561 en Alcalá de Henares.

Los clubes de Salamanca
Salamanca es la provincia de Castilla y Léon con más jugadores de ajedrez federados, y cuenta con varios clubes. Adrián García del Castillo es el presidente del Club Deportivo Ajedrez Salamanca, que lleva promocionando activamente este deporte desde hace una década con el objetivo de conseguir que cada vez más gente se enganche.

La pandemia ha tenido un efecto profundo en su forma de proceder y las clases en el club, las actividades en centros escolares o los torneos han pasado a desarrollarse online. “No es lo mismo, porque el ejedrez tiene un aspecto social muy importante”, indica Adrián.

Sin embargo, el presidente del Club Ajedrez Salamanca también extrae aspectos positivos de la situación que se ha vivido durante el último año y medio. “La pandemia ha paralizado muchas actividades, pero mucha gente que no lo conocía se ha lanzado, por tener más tiempo en su casa. La serie de Netflix ‘Gambito de Dama’ nos ha hecho un gran favor y estamos aumentando nuestro nivel de popularidad. Salamanca es un ejemplo, hace diez años no había ni cincuenta federados y, ahora, esa cifra se ha cuadruplicado”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído