​Un viaje al pasado de Salamanca: así son las visitas guiadas al Parque Arqueológico del Botánico que han comenzado esta semana

SALAMANCA24HORAS participa en uno de los primeros pases de este nuevo atractivo para la ciudad y que ha abierto ya sus reservas

27 Comentarios

 Botanico 0801
Botanico 0801

Este miércoles, 18 de noviembre, han comenzado las visitas al “nuevo” Parque Arqueológico del Botánico que, tras una intervención que ha dejado a la vista los restos del Colegio Mayor de Cuenca, el Convento de los Agustinos y la Iglesia de San Pedro, ahora muestra a los visitantes unas joyas que durante años se mantuvieron ocultas a los ojos de los propios salmantinos. Esta es la zona del Teso de las Catedrales, donde la ciudad de Salamanca se desarrolló desde el siglo V al I a.C. En el siglo XVI se construyen las edificaciones que, ahora, han salido a la luz.

Ubicado al lado de la calle Balmes de la capital charra, la visita al Parque comienza desde el Arco de San Gregorio, donde el guía -Fran, en el caso de la visita a la que tuvo acceso SALAMANCA24HORAS- comienza sus explicaciones que, a lo largo de una hora, descubren la historia y las curiosidades de este enclave, así como el proceso de excavaciones que han llevado a su descubrimiento. Los sondeos realizados han permitido acceder a elementos hasta del siglo IV, pasando por la época celtíbera, romana, la Edad Media, Contemporánea y Moderna que, sin embargo, se mantienen bajo lo ahora descubierto, que tendría que ser destruido para llegar a ellos.

MG 0799

Desde un mirador ubicado al lado del aparcamiento del centro histórico de la Universidad de Salamanca pueden contemplarse los 3.000 metros cuadrados de yacimiento, primera parada de la visita guiada. Un punto privilegiado donde puede verse, a la derecha, el Convento de los Agustinos; al fondo, la Iglesia de San Pedro; y a la izquierda, el Colegio Mayor de Cuenca. La calle San Pedro divide en dos la zona, en un espacio que resultó arrasado casi por completo durante la Guerra de la Independencia (1808-1814). Se trata de edificios que tenían dos pisos de altura, y hoy hay que echarle imaginación para tratar de descubrir cómo se alzaban en esta zona de Salamanca.

Nada más entrar en el recinto, se pasa por el lugar en el que estaba situado el jardín del Colegio de Cuenca, que no se ha excavado, pero donde puede verse el sumidero general de la construcción, hacia el que se canalizaban las aguas residuales del centro. Precisamente, en este punto iba a ubicarse la proyectada biblioteca de filosofía y letras, que no llegó a materializarse por el descubrimiento arqueológico. Se pueden contemplar, también, restos de viviendas romanas, a unos metros más de profundidad.

Desde el lugar en el que se ubicaba la pista de atletismo, construida en el siglo XX, se observa otra gran parte del Colegio, que tenía aquí su claustro y que se extendía hacia la zona de la Vaguada de la Palma. Comenzó a construirse en 1.527 y la obra se extendió hasta el siglo XVIII. Se trata de uno de los seis colegios mayores que existían entonces en España, cuatro de ellos en Salamanca.

MG 0820


Continuando por las calles de San Pedro y de la Gloria, se pueden ver las zapatas que sujetaban su escalera monumental, similar a la del Convento de San Esteban, y las cantinas, donde una estela romana emerge reutilizada como peldaño en una de las partes mejor conservadas el Parque del Botánico.

El Convento de los Agustinos ocupa otro gran espacio en este yacimiento, en el que puede verse su cocina, su granero, la enfermería, la bodega -de la que incluso se conserva parte de la bóveda- y la hospedería. Destaca la galería y su claustro, del que pueden observarse los motivos que decoraban la superficie del suelo empedrado.

La Iglesia de San Pedro es la tercera y última gran estructura que se encuentra en este espacio y que contaba, según un documento del siglo XVIII firmado por el viajero Antonio Ponz, con una portada comparable con la del Convento de los Dominicos: “…pocas portadas de iglesia hay en Salamanca que merezcan la atención que ésta, pues, aunque admira el sumo trabajo de la catedral y de San Esteban, es de mejor gusto la de San Agustín…”.

MG 0829

El final del recorrido guarda una sorpresa para el visitante, que accede a una zona “oculta” a los ojos de los transeúntes, que sí pueden atisbar el resto del Parque desde la calle o desde el mirador que sirve como escenario para el inicio de estas visitas guiadas, siempre abierto. Antes de finalizar, se pasa por una zona expositiva en la que pueden admirarse algunas de las piezas halladas en las excavaciones arqueológicas que se hicieron en la zona en el año 2001 y que son, en su mayoría, partes arquitectónicas de las tres estructuras que forman el yacimiento. Algunas más se pueden contemplar en el Museo de Salamanca.

Las visitas guiadas al Parque Arqueológico del Botánico se hacen en grupos de cinco personas como máximo y pueden reservarse en este enlace. Hasta el 31 de diciembre, las visitas se realizarán todos los días de la semana en los siguientes pases: 11:00 horas, 11:15 horas, 12:00 horas, 12:15 horas, 13:00 horas, 13:15 horas, 16:00 horas, 16:15 horas, 17:00 horas y 17:15 horas. El punto de encuentro será el Arco de San Gregorio (plaza de los Caídos).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído