La visita de Quino a Salamanca en marzo de 2004 para celebrar los 40 años de Mafalda

El Ayuntamiento de Salamanca le nombró "huesped distinguido" en aquella visita a la ciudad

 Quino en Salamanca
Quino en Salamanca

Joaquín Salvador Lavado, el recientemente fallecido Quino, visitó Salamanca los días 26 y 27 de marzo de 2004. El humorista gráfico llegó a una ciudad enlutada que maldecía lo acontecido quince días antes en la matanza de Atocha para visitar una exposición que celebrara las cuatro décadas de Mafalda, su inmortal personaje convertido en icono. 

La exposición fue organizada por la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (AESCO), integrada en CONFAES por entonces, y en colaboración con Caja Duero, que cedió la sala de exposiciones de Garcigrande. 

Quino Salmantino (9)


El viernes 26, Quino ofreció una charla en el Aula Cultural de Caja Duero y el 27 participó en una mesa redonda con humoristas nacionales y locales para hablar del humor como actualidad informativa. Las crónicas de hace dieciséis años indican que el historietista argentino también fue agasajado por el Ayuntamiento de Salamanca, que le nombró "huesped distinguido" de la ciudad.

En su conferencia, Quino dejó titulares, y así los recogió la periodista Celia Sánchez en El Adelanto. "Pese a que su creación estrella cumple 40 años, el padre de la criatura no está dispuesto a recuperarla para el genio de la inspiración. ¿La extraña?" y el humorista respondía tajante: "No, absolutamente no". "Uno se cansa de decir lo mismo con los mismos personajes. Me parecía que me empezaba a repetir, y eso no es bueno en ninguna profesión".

Sin embargo, Quino explicó en Salamanca que ser conocido, a través de la niña ingenua y descarada, le alegraba enormemente. "Desde que hice Mafalda la humanidad tiene más tecnología, pero los problemas siguen siendo los mismos", contó a los asistentes a su charla.

Quino Salmantino (8)


Un día después, el teatro de Caja Duero acogió la charla en la que Quino compartió mesa con Peridis, Ricardo (de Ricardo & Nacho, los creadores de Goomer) y los humoristas gráficos locales Fernando Saldaña, José Luis García Morán y José Cáneba. "Fueron muchas las ideas que surgieron durante la conversación, pero quizá una de las más significativas la puso Peridis sobre la mesa. El humor —dijo— no tiene que ser ni duro, ni blando ni nada, sino el reflejo del autor. Uno hace el humor que le sale, y yo le pediría al humorista que fuera original y honesto consigo mismo y con la sociedad. Que haga algo verdader, original, que parta de dentro", informó El Adelanto.

Quino, tímido, quedó en un inicio en segundo plano en la charla, aunque confesó su visita a la Casa Lis y puso el dedo en la llaga de la educación, indicando que se debía alimentar la creatividad de los niños. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído