2020 ha sido uno de los tres años más cálidos en el planeta y la década 2011-2020, la más calurosa jamás registrada

Las cifra global se situó entre los 14,9 ºC, 1,2 ºC por encima de los niveles preindustriales (1850-1900)

EP

0 Comentarios

Un temómetro marca 40 ºC en plena canícula veraniega
Un temómetro marca 40 ºC en plena canícula veraniega

El año 2020 ha sido una de las tres anualidades más cálidas en el conjunto del planeta desde que hay registros, a pesar de que el ejercicio estuvo marcado por la influencia de La Niña, que suele 'enfriar' la temperatura y este ejercicio no logró "dominar el calor global", y se situó en 14,9ºC, es decir 1,2ºC por encima de los niveles preindustriales (1850-1900), según informa la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La OMM confirma, tras comprobar los datos de la NASA, la NOAA, la Sociedad Meteorológica Estadounidense y la publicación de las cifras de HadCRUT de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, que el año 2020 rivalizó por el primer puesto con 2016, aunque 'La Niña' frenó el calor "al final del año".

Los cinco conjuntos de datos analizados coinciden también en que la década 2011-2020 ha sido la más cálida nunca antes registrada, lo que confirma la "tendencia persistente de cambio climático a largo plazo".

Además, los seis años transcurridos desde 2015 han tenido un carácter cálido y de ellos, 2016, 2019 y 2020 son ya los tres primeros, aunque la diferencia entre los tres son, según la OMM "indistinguiblemente pequeñas".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha manifestado que la confirmación de la OMM de que 2020 fue uno de los años más cálidos de los que se tiene registro es otro "claro recordatorio" del ritmo "implacable" del cambio climático que está "destruyendo vidas y medios de vida" en todo el planeta.

"Hoy estamos en 1,2 grados de calentamiento y ya somos testigos de fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes en todas las regiones y en todos los continentes. Nos dirigimos a un aumento catastrófico de temperatura de 3 a 5ºC este siglo. Hacer las paces con la naturaleza es la tarea definitoria del siglo XXI. Debe ser la máxima prioridad para todos, en todas partes", ha insistido.

La OMM recuerda que el objetivo del Acuerdo del Clima de París es mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2ºC respecto a los niveles preindustriales. Este año la OMM confirma que ya se ha llegado a 1,2ºC de aumento respecto a 1850-1900, un valor que se acerca al límite inferior que trata de lograr el Acuerdo de París.

Así, alerta de que existe aún "al menos una posibilidad entre cinco de que la temperatura global media supere temporalmente los 1,5°C para 2024, según la Actualización Climática Global Anual a Decadal de la OMM, dirigida por la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

Además, el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, ha destacado el calor "excepcional" de 2020 se ha producido a pesar de un evento de 'La Niña', que tiene un efecto de enfriamiento temporal. Precisamente, califica de "notable" que las temperaturas de este pasado año hayan estado "prácticamente a la par con 2016", un año en el que se vivió uno de los eventos de calentamiento conocido como 'El Niño' de los más fuertes que se hayan registrado.

"Esta es una clara indicación de que la señal global del cambio climático inducido por el hombre es ahora tan poderosa como la fuerza de la naturaleza", ha manifestado, ya que según explica, la clasificación de temperaturas de los años individuales representa "solo una instantánea de una tendencia a mucho más plazo".

De hecho, subraya que desde la década de 1980 cada década ha sido más cálida que la anterior y los niveles de gases que atrapan el calor en la atmósfera siguen en niveles récord y la larga vida útil del dióxido de Carbono (CO2), el gas contaminante más importante "compromete el planeta a un calentamiento futuro".

No obstante, la OMM espera que 'La Niña', que comenzó a final de 2020 siga predominando hasta principios o mediados de 2021. Sus efectos, igual que los de 'El Niño', según detalla la OMM, suelen ser más fuertes en el segundo año del evento, y la medida en que los efectos de enfriamiento continúen La Niña podría disminuir "temporalmente" el calentamiento general a largo plazo.

Entre las características de este 2020 la OMM destaca el calor "sostenido", los graves incendios forestales en Siberia, la baja extensión del hielo marino del Ártico o la temporada récord de huracanes en el Atlántico.

Y respecto a los impactos socieconómicos más significativos, recuerda que solo Estados Unidos contabilizó un récord de desastres en 2020 que supusieron daños por un importe de 22.000 millones de dólares en el quinto año más cálido desde que hay registros en ese país.

Estas cifras de temperatura se incorporarán junto a otros estudios al informe final de la Organización Meteorológica Mundial sobre el 'Estado del clima 2020' que se publicará a final de marzo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído