Abandonan a su hija adoptiva al descubrir que era una mujer con enanismo que intentaba matarlos

Los norteamericanos Kristine Barnett y su exmarido Michael Barnett abandonaron a su hija adoptada en Ucrania, Natalia Grace, en su apartamento de Lafayette, en Indiana, en el año 2013. Los Barnett se marcharon a Canadá y cortaron cualquier contacto con la mujer

4 Comentarios

 1569396624 377876 1569400605 noticia normal recorte1
1569396624 377876 1569400605 noticia normal recorte1

Según informa el Daily Mail y recoge Cope, la niña abandonada pasó tres años viviendo ella sola, a pesar de padecer una rara forma de enanismo que le causa problemas para andar.

Pero al ser detenidos en Canadá por abandono, los padres dieron una explicación que ha dejado boquiabiertos a los investigadores: según su declaración, la pequeña Natalia no es una niña de nueve años, sino una adulta de 22 años. "Natalia era una mujer. Tenía la menstruación, tenía dientes de adulto. Nunca creció ni un centímetro en tres años", asegura la madre.

La historia de esta pesadilla empezó en 2010. El matrimonio llevaba una vida próspera, con tres hijos, uno de los cuales destacó muy temprano como niño prodigio y genio de las matemáticas, a pesar del autismo que padece, pero un día, una mala noticia ensombreció la vida del matrimonio Barnett: el doctor les anunció que ya no podían tener hijos.

1569395090259


En ese momento, la familia tomó una valiente decisión: adoptar un hijo. "Siempre quise tener una familia más amplia y por culpa de complicaciones en el embarazo no podía tener más hijos. Vivíamos de manera acomodada y pensé que si podía ayudar a otra persona, debía hacerlo", asegura Kristine. Michael y Kristine viajaron a Florida para realizar una adopción de emergencia. La chica elegida había nacido en Ucrania y llevaba dos años en los Estados Unidos. Un pequeño detalle les sorprendió: había sido adoptada con anterioridad, pero su familia había decidido devolverla.

Según la versión de los detenidos, los padres acusados de abandono, comenzaron a sospechar de su edad desde el primer momento. Y decidieron llevarlo a un experto para que evaluara la verdadera edad de su hija adoptada.

Los problemas aumentaron cuando, según Kristine, la niña empezó a mostrar comportamientos extraños: "Empezó a pintar dibujos en los que decía que quería matar a los miembros de la familia, envolverlos en una sábana y enterrarlos en el jardín. Se pasaba las noches de pie junto a nuestra cama. La vi echar lejía en mi café y me dijo que me quería envenenar".

La familia decidió llevar a la niña a un centro psiquiátrico, donde, aseguran, un terapeuta les dijo que tenía 18 años. La niña además reconoció que quería matar a sus padres, algo que le parecía "divertido".

El matrimonio decidió abandonar a Natalia en un apartamento de Lafayette y se marcharon a Canadá. Un día, la policía entró a desahuciar la vivienda por falta de pago y se encontraron a Natalia, que aseguró ser una niña de nueve años cuyos padres la habían abandonado. Los Barnett finalmente fueron arrestados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído