Un perro American Stafford ataca a una niña en plena calle, que salva su vida gracias a una veterinaria

Es importante recordar que las razas de perro, consideradas peligrosas, deben llevar un bozal siempre que se encuentren en la vía pública

Perro de raza American Stanford | Fotografía Verde y Azul
Perro de raza American Stanford | Fotografía Verde y Azul

El pasado viernes, 18 de junio, sucedió un acontecimiento que pudo acabar en tragedia de no ser por la rápida actuación de una veterinaria, cuya clínica se encontraba en frente del lugar donde se produjo el ataque.

Una niña iba caminando junto a su madre por la calle en Murcia, cuando de repente un perro, de raza American Stafford, considerada una raza peligrosa, paseaba por la calle sin ninguna protección, es decir, sin el bozal obligatorio para este tipo de perros. El can se abalanzó sobre la menor quien no tuvo opción de escapatoria. Ni la madre ni el propio dueño del perro pudieron impedir que este atacara a la menor, quien le propinó importantes mordeduras.

Gracias a la rápida acción de una veterinaria que presenció la persecución, la menor pudo deshacerse del perro, y los hechos quedaron solo en una horrible anécdota que, por muy por seguro, la niña recordará para el resto de su vida.

Sucesos como estos ponen de manifiesto cómo algunos dueños de perros de razas peligrosa, hacen caso omiso a las indicaciones que dicta la ley, por ejemplo, la obligatoriedad de que estas razas de perro lleven un bozal siempre que salgan a la vía pública, para impedir hechos como estos. También será obligatorio el llevar una correa no extensible, de menos de 2 metros de largo.

Incumplir esto puede saldarse con una multa de entre 300 y 2.400 euros. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído