Bárcenas, pendiente de si declara en caja 'b', comparece este lunes ante el juez de Kitchen por el robo de su documentación

El tribunal que juzga cómo se pagó la reforma del PP decide este lunes si aplaza los interrogatorios de los acusados

EP

1 Comentarios

El extesorero del PP Luis Bárcenas. | FOTO: EP
El extesorero del PP Luis Bárcenas. | FOTO: EP

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la pieza separada referente a la denominada 'operación Kitchen', ha citado este lunes, 15 de febrero, en calidad de testigo al extesorero del PP Luis Bárcenas para que declare por el operativo parapolicial que se orquestó con el objetivo de sustraerle información sensible para el partido.

Bárcenas declarará por videoconferencia desde la prisión madrileña de Soto del Real, mientras que su abogada lo hará también de manera telemática debido a que se encuentra aislada como consecuencia de la covid-19, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

La citación del Juzgado Central de Instrucción número 6 tendrá lugar el mismo día que el tribunal que juzga el presunto pago con dinero de la caja 'b' del PP de la reforma de la sede nacional del partido decida si aplaza los interrogatorios de los acusados, entre ellos la de Bárcenas, previstos para el martes.

El tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional está pendiente de conocer la evolución del exgerente del PP Cristóbal Páez, uno de los acusados en este procedimiento, que el pasado jueves tuvo que ser ingresado en el hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal a causa del coronavirus.

El juez del Juzgado Central de Instrucción número 5, Santiago Pedraz, que investiga las presuntas donaciones finalistas al PP, también citó al extesorero 'popular' a declarar este lunes, si bien aceptó la petición de la defensa de aplazar la comparecencia debido a la cercanía con la declaración en el juicio por la caja 'b'.

El magistrado señaló en una providencia que mínimo tendría que esperar hasta abril puesto que debe compaginar la llevanza de dos juzgados (el 1 del que es titular y el 5 en el que está de suplente) con sus respectivas semanas de guardia.

Por el mismo motivo, se solicitó también el aplazamiento al juez que instruye la 'Kitchen' quien ha denegado suspenderla, pero ha accedido a que Bárcenas declare desde la prisión para evitar la conducción desde el centro penitenciario.

VOLUNTAD DE COLABORAR CON LA JUSTICIA

Las citaciones en los juzgados de instrucción de la Audiencia Nacional llegan después de que el extesorero del PP, que se encuentra en prisión cumpliendo la condena a 29 años y un mes por la primera época de la trama Gürtel (1999-2005), se dirigiera a la Fiscalía Anticorrupción semanas antes de que empezara el juicio por la presunta caja 'b' de los 'populares' para comunicarle su intención de colaborar con la Justicia.

En un escrito, 'confesó' que el que era su partido tenía una contabilidad 'b' que se nutría de las donaciones de empresarios a cambio, en ocasiones, de adjudicaciones públicas. En esta línea, mostró su "voluntad" de declarar tanto en la pieza separada del caso 'Púnica' --en el que aún no ha sido llamado a declarar-- en la que se investiga la presunta financiación irregular del PP madrileño, instruida también por el Juzgado Central número 6; como en la pieza separada que investiga el Juzgado Central de Instrucción número 5 sobre las donaciones finalistas al PP.

En dicho documento, también afirmaba que "gran parte" de la documentación sobre la contabilidad paralela del PP de la que disponía fue "sustraída" del estudio de su mujer, Rosalía Iglesias, cuando entraron a robar en el mismo", haciendo alusión a la 'operación Kitchen'. Por ello, el juez García Castellón ha acordado su declaración en la pieza separada número 7 del caso 'Tándem'.

No obstante, para Anticorrupción, lo manifestado por el extesorero y exsenador 'popular' desprende "escasas novedades, ninguna sustancial" si no aporta alguna prueba que acredite sus 'confesiones'.

POCA DOCUMENTACIÓN QUE APORTAR

Sobre la posibilidad de incorporar documentación que demuestre todo lo manifestado, el propio abogado de Bárcenas, Gustavo Galán, admitió en la primera sesión del juicio por el presunto pago en 'b' de la reforma del PP que su cliente "ya aportó" todo lo que tenía durante la instrucción en julio de 2013, cuando además, "prestó una declaración extensiva y detallada, que ya supuso una colaboración con la Justicia".

Al hilo también destacó que el operativo parapolicial, en el que "indiciariamente" participaron "miembros del Gobierno y algunos miembros de la propia policía", arrebató a Bárcenas una "ingente documentación, papeles, grabaciones, pendrives".

Por la 'operación Kitchen', sería la cuarta vez que Bárcenas declara ante el juez. Se trata de una pieza del conocido como 'caso Villarejo' en la que el extesorero del PP y su familia se encuentran personados como perjudicados.

En ella se investiga la creación de un operativo parapolicial en 2013, sufragado con fondos reservados dependiente del Ministerio del Interior, para espiar el entorno familiar y personal de Bárcenas y sustraerle documentación comprometedora del PP para que ésta no llegara a la Audiencia Nacional que ya analizada la existencia de una presunta contabilidad paralela en la formación política.

La primera comparecencia de Bárcenas sobre este operativo parapolicial fue en enero de 2019 en la que, según los audios que obran en el sumario, a los que tuvo acceso Europa Press, explicó que contrató a su chófer Sergio Ríos en febrero de 2013 porque se había quedado sin conductor y necesitaba otro, dada la "presencia mediática constante" en la puerta de la vivienda familiar.

Señaló que la decisión de contratarle la tomó tras la recomendación de una mujer que había trabajado para la familia, quien le dio "las referencias" de que Ríos "había colaborado esporádicamente con el PP y que había sido conductor de Francisco Granados en la Comunidad de Madrid".

En la segunda ocasión, el pasado 21 de diciembre, Bárcenas declaró por videoconferencia desde el centro penitenciario en el marco de una parte secreta de la pieza 'Kitchen' que se abrió tras requisar al que fuera su chófer varios dispositivos y una agenda en las que habría anotado detalles de las conversaciones telefónicas que el extesorero mantenía durante los trayectos en coche.

En esa declaración precisó que contrató a Ríos --quien, según consta en la causa, cobró 2.000 euros mensuales procedentes de los fondos reservados por ser confidente policial en la 'operación Kitchen'--, por recomendación de alguien cercano o vinculado con la formación política.

LA ADVERTENCIA SOBRE ROSALÍA IGLESIAS

El extesorero del PP fue más allá y afirmó ante el juez García Castellón que abogados cercanos al partido le advirtieron en 2013 de que si "hablaba" de algo que pudiera comprometer a la formación política, su mujer, Rosalía Iglesias, acabaría en prisión, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

La tercera vez que declaró ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 fue tres días más tarde cuando el propio magistrado se acercó a la prisión de Soto del Real para continuar con esta declaración, cuyo contenido no trascendió.

La versión sobre las advertencias relacionadas con la situación personal de Rosalía Iglesias se mantiene en el escrito que el extesorero del PP remitió a Anticorrupción. En él destaca que cambió su inicial estrategia de defensa, basada en colaboración con la Justicia, porque "con ingenuidad", confío en la "promesa", que le llevó de "un intermediario", de que si "guardaba silencio" y no "manchaba el nombre" del PP, su mujer no entraría en la cárcel tras el dictado de la sentencia por los primeros años de la trama Gürtel.

Sin embargo, una vez que su esposa finalmente ha ingresado en prisión para cumplir la condena de casi 13 años de cárcel, y tras cambiar de abogado, el extesorero del PP ha decidido contar todo lo que conoce sobre la financiación del partido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído