Cataluña cierra los bares a las 00:30 horas y limita de nuevo las reuniones sociales a un máximo de 10 personas

Esta decisión se debe a las cifras “más que pésimas” que se están dando en la comunidad catalana

EP

0 Comentarios

Varias personas en una terraza de Barcelona en una imagen de archivo
Varias personas en una terraza de Barcelona en una imagen de archivo

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha anunciado un nuevo paquete de restricciones derivadas del impacto de la pandemia de Covid-19 entre las que se incluye limitar las reuniones sociales a un máximo de 10 personas y el cierre de cualquier actividad a las 00.30 horas, entre otros.

Lo ha dicho este lunes en rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat tras una reunión extraordinaria de la comisión delegada en materia de Covid-19 que ha encabezado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Plaja ha concretado que el comité técnico del Procicat está reunido para terminar de ultimar la resolución que deberá avalar el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) antes de entrar en vigor.

Además, el Ejecutivo catalán también ha pedido al mundo local que, entre las 00.30 horas y las 6.00 horas, restrinja el acceso a los espacios públicos en los que pueda haber aglomeraciones como parques y playas, y tampoco se permitirá beber ni comer en espacios públicos.

A la espera del redactado final de la resolución, desde el Govern han asegurado que todas las actividades que se desarrollen en Cataluña deberán finalizar a las 00.30 horas y las reuniones serán de un máximo de 10 personas con algunas excepciones.

Por ejemplo, la restauración en áreas de servicio dirigida a profesionales del ámbito del transporte no estará sujeta a ninguna franja horaria y las ceremonias religiosas y las bodas tendrá un aforo máximo del 70 por ciento con mesas de seis comensales en interior y diez en exterior.

Cifras "más que pésimas"

El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha afirmado que las cifras "son más que pésimas", y ha subrayado que, pese a que está afectando más a la gente joven, está creciendo en todos los grupos de edad.

Ante la idea de que por afectar más a la gente joven tiene poca afectación, ha esgrimido que el porcentaje de pacientes menores de 40 años en la UCI en anteriores olas era del 4 por ciento y ahora es del 25 por ciento, mientras que en camas convencionales el porcentaje era de un 5 por ciento y en la actual ola es del 35 por ciento.

Argimon ha subrayado que en anteriores olas los pacientes ingresados eran entre un 4 por ciento y un 5 por ciento, mientras que ahora es alrededor del 1%, lo que refleja que afecta a gente menor de 40 años y aquellos mayores de esa edad, no vacunados o parcialmente vacunados.

El conseller ha dicho que ante esta "explosión de casos en muy pocos días" --ha explicado que en la franja de 20-29 años se da una incidencia a 14 días superior a 3.000 por 100.000 habitantes-- es necesario reducir la interacción social.

Sobre vacunación, Argimon ha señalado que esta semana se volverán a administrar unas 700.000 dosis, pero que a partir de las próximas se reducirá este número, y ha subrayado que confía en acabar de administrar segundas dosis de AstraZeneca a la franja de 60 a 69 años entre esta semana y la próxima, que ha cifrado en unas 125.000 personas

Medidas que "garantizan el equilibrio entre la actividad económica y social"

Por su parte, el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha explicado que estas medidas restrictivas "garantizan el equilibrio entre una actividad económica y social y la salud emocional y la situación pandémica", y ha pedido un esfuerzo más a la ciudadanía para extremar la precaución con la finalidad de preservar la vida, en sus palabras.

Ha asegurado que los Mossos d'Esquadra realizarán dispositivos conjuntos con los Ayuntamientos durante el fin de semana para "poner efectivos para controlar los espacios" y evitar la propagación del virus.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído