En España, un 12% de la población se define como "perfeccionista de la limpieza" frente a un 71% que simplemente declara "esforzarse bastante" para que su hogar esté limpio y ordenado. Asimismo, existe un mayor número de mujeres que se consideran perfeccionistas (15%) que hombres (8%), según informa el diario digital El Español

La acumulación de cal en la alcachofa de la ducha es bastante habitual, y en muchos casos inevitable. Sin embargo, limpiar el cabezal de la ducha es más fácil de lo que piensas, sobre todo, después de leer los trucos que te mostramos en este artículo.

Si la alcachofa de tu ducha se ha atascado por culpa de la cal, poniendo en práctica los siguientes consejos de limpieza podrás alargar su vida útil. Descubre cómo destapar los agujeros de la alcachofa de la ducha de forma efectiva, tanto si puedes extraer el cabezal como si no. ¡Comenzamos!

Trucos para limpiar el cabezal de la ducha

Si has notado que el chorro de agua de la ducha no tiene la misma potencia, o algunos orificios están atascados y no sale el agua, ha llegado el momento de desatascar los agujeros de la alcachofa de la ducha.

Y es que el cabezal, como está en contacto continuo con el agua, va acumulando partículas de minerales y cal. Son más frecuentes en aguas más calcáreas, y acabarán obstruyendo el cabezal de la ducha. De hecho, cuanto más dura sea el agua de la zona donde vives, más rápido se atascará. Presta atención a los siguientes métodos para limpiarla:

1. Productos antical

En primer lugar, debes saber que la prevención es la mejor solución. De manera que no olvides utilizar un producto antical de forma regular para el mantenimiento de tu ducha. Así, evitarás que se acumulen tantos residuos.

El gran problema viene cuando la cal ya se ha acumulado en el cabezal de la ducha. En estos casos, tendrás que utilizar productos de limpieza especializados para eliminar la cal, pues son muy efectivos. Pero lee muy bien la sindicaciones del fabricante, suelen ser productos muy agresivos.

2. Trucos caseros

Si lo prefieres, también puedes optar por trucos caseros, son menos peligrosos y bastante más económicos. Una solución perfecta para destapar los agujeros de la alcachofa de la ducha es el vinagre. Este producto es muy utilizado en las tareas del hogar por sus increíbles propiedades. Y para limpiar el cabezal de la ducha con él, solo tendrás que seguir estos pasos:

- En primer lugar, desmonta la alcachofa de la ducha para eliminar toda la cal acumulada en su interior. Ten cuidado de no romper ninguna de sus partes.

- Después, pon el cabezal de la ducha al revés debajo el grifo de agua fría para quitar los restos acumulados.

- Entonces, prepara en un recipiente una mezcla con 1 parte de vinagre y 3 de agua y remueve bien.

- Por último, sumerge la alcachofa de la ducha en esta mezcla. Asegúrate de que quede sumergida por completo y déjala en remojo entre 20 y 30 minutos. Este método logrará destapar los agujeros de la alcachofa, dejándolos limpios, sin cal ni impurezas.

Si has estado mucho tiempo sin limpiar el cabezal de la ducha y quieres que este sistema sea todavía más efectivo, hierve la mezcla de agua y vinagre antes de introducir la alcachofa y deja que actúa durante 10 minutos. Para un resultado perfecto, añade también bicarbonato de sodio a la mezcla.

3. Cepillado

Después de sacar el cabezal de la ducha de la mezcla anterior, limpia muy bien todos los recovecos para destapar los agujeros de la alcachofa con ayuda de un cepillo de dientes. Ve limpiando poco a poco toda la superficie, pues la cal estará reblandecida y podrás eliminarla por completo y sin esfuerzo. Así mejorarás el paso del agua por dichos agujeros.

Cómo limpiar una alcachofa de la ducha fija

Limpiar la alcachofa de la ducha no es tan complicado como puede parecer, pero esta tarea es un poco más costosa cuando el cabezal no puede separarse del resto. A continuación, te contamos la mejor técnica para destapar los agujeros de la alcachofa de ducha cuando no se puede desmontar:

En primer lugar, coge una bolsa de plástico lo suficientemente grande como para que quepa muy bien la alcachofa de la ducha. Asegúrate de que la bolsa no tenga ninguna rotura.

A continuación, llena la bolsa con vinagre blanco hasta la mitad.

Introduce la alcachofa en el interior de la bolsa y ciérrala.

Deja que repose unas cuantas horas, incluso puedes dejarla toda la noche.

Pasadas estas horas, sácala de la bolsa y frota con un cepillo de dientes para destapar los agujeros de la alcachofa.

Para terminar, colócala bajo el chorro de agua fría para eliminar los posibles restos de suciedad. Sécala muy bien con un trapo y quedará como nueva.

Como hemos recomendado en el caso de las alcachofas desmontables, puedes añadir bicarbonato a la mezcla de agua y vinagre hasta formar una pasta. Empapa con ella muy bien la zona por donde sale el agua y deja que repose en los orificios una media hora. Después, procede a limpiarla de la misma manera que en los casos anteriores.

Mantenimiento del cabezal de la ducha

Como indicamos al comienzo de este artículo, es recomendable realizar un mantenimiento de la alcachofa de la ducha y limpiarla cada dos semanas si en la zona donde vives el agua es muy dura. En caso contrario, será suficiente con que lo hagas una vez al mes.

Para concluir, te ofrecemos una solución a largo plazo: una grifería de ducha con sistema antical. De hecho, si donde vives este problema es bastante habitual, te interesa comprar una. Y si a pesar de ello el problema persiste, deberías instalar un filtro antical. Mientras tanto, puedes utilizar estos consejos para destapar los agujeros de la alcachofa de forma rápida y sencilla. ¿A qué esperas para probarlos?

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído