Coronavirus: así puedes desinfectar tu teléfono

Lavarse las manos puede no ser suficiente para frenar el contagio de coronavirus si antes de hacerlo tocamos el teléfono

 Movil infectado
Movil infectado

Entre las recomendaciones para evitar el contagio del coronavirus se repiten siempre dos de las más sencillas y a la vez efectivas: lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara. Sin embargo, muchas personas se preguntan qué ocurre con el teléfono, que pasa mucho tiempo cerca de la boca. Si bien no debería ser un problema siempre que lo llevemos en el bolsillo y únicamente lo toquemos con las manos limpias, es posible desinfectar el móvil, según informa el diario El Mundo

Lo primero, lógicamente, es lavarse y utilizar recipientes limpios. Después, necesitaremos dos trapos o, preferentemente, gamuzas, agua y jabón y un bol para mezclar estos dos últimos. La proporción debe ser aproximadamente de dos partes de agua por una de jabón líquido. Manos a la obra.

Es importante que durante todo el proceso el teléfono se encuentre apagado, porque, aunque no debería mojarse, siempre responderá mejor a ello si no está en funcionamiento. Asimismo, hay que quitar la funda, si es que tiene (se puede lavar siguiendo el mismo proceso) El agua con jabón se tiene que aplicar con uno de los trapos humedecido en ella -no empapado-, con cuidado y sin ejercer demasiada presión.

Las zonas expuestas, como la entrada de auriculares o del cargador, se pueden limpiar con un bastoncillo con punta de algodón mojado en la mezcla. En este caso es todavía más importante que no esté empapado, pues deberíamos evitar que entrasen gotas de agua.

Una vez terminado el lavado, procederemos a secar el dispositivo con el otro trapo, también sin ejercer presión, pues se podría llegar a rayar la pantalla.

Qué no hacer 

Hasta aquí, lo que hay que hacer para desinfectar el móvil. Pero también hay que recordar una serie de cosas que es mejor no hacer si queremos conservar el teléfono. Y la forma más sencilla de perderlo para siempre es caer en la tentación darle un 'baño': por muy sumergible que sea, las pruebas de las compañías no se hacen con agua enjabonada, así que nada de meterlo en el bol.

En este sentido, si bien es cierto que el alcohol sería más efectivo para una desinfección total, tampoco conviene que la mezcla lo contenga, porque puede ser muy perjudicial para el dispositivo y los fabricantes lo desaconsejan. Quienes no se resistan a utilizarlo deberían diluirlo mucho. Usar gel desinfectante tampoco es buena idea y nunca debería utilizarse lejía.

Quien haya pensado en secar el teléfono con el proverbial cuenco de arroz no anda descaminado, aunque no será necesario. Si se recurre a esta técnica para salvar móviles es porque los granos absorben la humedad y esto acelera el proceso que en ningún caso debería adelantarse con un secador o similares, pues se corre el riesgo de destrozar los componentes.

Por último, las gamuzas se escogen frente al papel de cocina porque es mucho más difícil que dejen residuos que pueden entrar por cualquier orificio del teléfono y terminar afectando a su funcionamiento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído