Denunciado tras tener un accidente ebrio, sin carné ni ITV y saltarse el toque de queda para "comprar un kebab"

Los agentes comprobaron que un turismo había chocado contra una motocicleta, cuyo conductor había resultado herido leve

EP

0 Comentarios

Una prueba de alcoholemia
Una prueba de alcoholemia

La Policía Local de Lugo interceptó el pasado viernes por la noche a un conductor que había tenido un accidente y que conducía casi triplicando la tasa de alcohol permitida, sin ITV y sin carné. Además, se había saltado el toque de queda sin justificación, puesto que manifestó "que iba a comprar un kebab".

Los hechos, según relata el cuerpo local, ocurrieron sobre las 23,50 horas del viernes. Entonces, una patrulla del Grupo Operativo nocturno acudió a la Avenida da Coruña porque, al parecer, se había producido un accidente de circulación.

Al llegar al lugar, los agentes comprobaron que un turismo había chocado contra una motocicleta, cuyo conductor había resultado herido leve, por lo que se instruyeron las correspondientes diligencias.

Cuando los policías hablaron con el conductor del coche, no logró justificar su desplazamiento durante las horas en las que permanece vigente el toque de queda, sino que explicó que "iba a comprar un kebab". Por esto mismo, se le levantó acta de denuncia por infracción de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que conlleva multas de 601 a 30.000 euros.

Además, el hombre fue sometido a una prueba de detección alcohólica en la que arrojó un resultado positivo de 0,62 miligramos por litro --casi triplicaba la tasa máxima permitida--, por lo que se le abrió expediente de sanción con una multa de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.

También fue denunciado por manejar el vehículo con una ITV desfavorable y con el permiso con la vigencia caducado, dos factores que suponen, respectivamente, una sanción de 200 euros.

VIOLENCIA EN EL ÁMBITO FAMILIAR

Entre las incidencias registradas por la Policía Local de Lugo durante el fin de semana, también figura un supuesto episodio de agresión y amenazas de una mujer de 85 años a su marido, de 89.

Los hechos ocurrieron sobre las 16,15 horas del sábado, cuando una patrulla de la Policía de Barrio que prestaba vigilancia por la rúa Camiño Real fue requerido por un hombre, quien le manifestó que, mientras comía con su esposa, esta se enfadó "mucho" y "sin motivo aparente", tras lo cual cogió una cazuela y le golpeó la cabeza, para después amenazarle con un cuchillo.

Asimismo, relató que por esto mismo se había ido de casa, en dirección a la de un amigo, pero que decidió comunicar lo ocurrido a los agentes cuando se los encontró por la calle.

La patrulla trasladó al octogenario a un centro médico por las lesiones que presentaba en la cabeza, mientras que otra dotación de la Policía Local acudió al domicilio para identificar a la presunta autora de los hechos, que los negó. A raíz de lo ocurrido, se instruyeron diligencias para el juzgado competente.

OCHO INFRACCIONES POR NO LLEVAR MASCARILLA

Por otra parte, los efectivos del Grupo Operativo Nocturno de la Policía Local, en el marco del operativo para controlar las normas establecidas por la Xunta frente a la pandemia del coronavirus, levantaron a lo largo del fin de semana un total de ocho actas de denuncia por sorprender a otras tantas personas que circulaban por la vía pública sin mascarilla.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído