Detienen a una mujer por promover una protesta anticonfinamiento a través de una red social

Los policías la esposaron delante de su marido y sus dos hijos pequeños, a pesar de que les dijo que tenía una prueba en el hospital una hora después

0 Comentarios

 Mujer detenida australia
Mujer detenida australia

Una mujer de 28 años ha sido detenida en el estado australiano de Victoria por promover una manifestación en contra del confinamiento en ese territorio. La policía no dudó en esposar a la mujer delante de su marido y sus hijos pequeños, a pesar de que le dijo en varias ocasiones que se encontraba embarazada. El vídeo, que se retransmitió en directo a través de las redes sociales, ha causado una gran repercusión en el país, según informa el diario El Confidencial.

La policía acusa a la mujer de "incitación". Tal y como se puede ver en el vídeo, el detective Adrian Smith le explica que la detención es por "una publicación de Facebook, en relación con una protesta por el confinamiento que pusiste ese mismo día". La mujer respondió que no había violado ninguna ley al hacer esa publicación, pero el agente la contradijo: "En realidad lo has hecho, estás infringiendo la ley. Por eso te arresto".

Tal y como publica ABC Australia, la mujer vive en la ciudad de Ballarat y ofreció a los policías la posibilidad de eliminar el post de Facebook que había dado lugar a esa situación. Sin embargo, los agentes se negaron y llevaron a cabo el arresto porque "el delito ya se había cometido". De nada sirvieron las explicaciones de la mujer señalando que en apenas una hora tenía que pasar una prueba de ultrasonidos por su estado: se la llevaron esposada.

No es la primera detención que las autoridades australianas realizan sobre personas que intentaron organizar protestas contra el confinamiento, pero sí la primera que se conoce que, simplemente, hubiera colgado un post en Facebook. El estado de Victoria lleva todo el último mes sufriendo estrictas medidas de confinamiento después de un brote que provocó el aumento del número de casos de coronavirus.

Los tres agentes que participaron en el arresto no solo se llevaron a la mujer esposada, sino que también se incautaron de todos los aparatos electrónicos que había en el domicilio, incluido el que estaba utilizando su marido para retransmitir en directo toda la escena a través de Facebook: "La orden de registro nos autoriza y estamos obligados a incautar cualquier ordenador o cualquier dispositivo móvil que tenga".

La mujer trató de evitar el arresto por todos los medios, explicando al agente a cargo de la detención que "no me di cuenta de que estaba haciendo algo mal. Esto es ridículo". Sin embargo, no le sirvió de nada y los policías se la llevaron esposada una vez que le leyeron la hoja de detención. Desde entonces, más de dos millones de personas han visto el vídeo a través de las redes sociales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído