Escrivá dice que en España no hay margen para una semana laboral de cuatro días

Los niveles de productividad y competitividad del país impiden que se priorice esta medida, según el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

4 Comentarios

 Escrivá
Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado que no cree que en España haya “margen” para implantar una semana laboral de cuatro días, una opción que han defendido otros miembros del Gobierno, como el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, según informa el diario El País

En una entrevista en Catalunya Ràdio realizada este miércoles, Escrivá ha indicado que no le parece “que España sea un país que, con sus niveles de productividad y competitividad, tenga que dar prioridad a ese asunto”, que además no ha sido abordado en las reuniones del Consejo de Ministros.

La búsqueda de nuevas modalidades laborales se ha convertido en la vía por la que mejorar la conciliación, a pesar de que no todos los países cuentan con el sistema productivo adecuado para llevarlas a cabo, según los expertos. De hecho, la amplia dependencia del sector servicios en España ―de cerca del 80%― impide que se pongan en marcha fórmulas de esta índole. No es el caso de territorios como Nueva Zelanda, por ejemplo, pionero en el recorte tanto del horario como de los días de trabajo. Ya son varias las empresas que han implementado en este país la fórmula de los cuatro días a la semana obteniendo grandes resultados en cuanto a la productividad de sus trabajadores. Gigantes como Microsoft también se han sumado a este tipo de iniciativas, en este caso en sus oficinas de Japón.

En España, sin embargo, existen ejemplos exitosos con respecto a esta fórmula de jornada de cuatro días. Es el caso de la empresa informática Software DELSOL, en Jaén, donde desde principios de enero sus empleados pueden acogerse a esta reducción del tiempo de trabajo. En opinión de los expertos en derecho laboral consultados, son este tipo de empresas, en las que el trabajo es principalmente “intelectual y no físico”, las que tienen más fácil llevar a cabo estas nuevas fórmulas de empleo.

Subida del SMI

La semana pasada, Iglesias dijo que el Ejecutivo estaba explorando la reducción de la jornada laboral en el marco del diálogo social, algo que, según la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, forma parte del programa de Gobierno de coalición. Sin embargo, desde el departamento que dirige Díaz matizan que no es algo sobre lo que se esté debatiendo en estos momentos, a pesar de que “estudiar el tiempo del trabajo es la clave del siglo XXI”.

Preguntado por si el Gobierno se está planteando elevar hasta los 1.000 euros para 2021 el salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente en los 950 euros, Escrivá ha dejado claro que a él no le consta. Este incremento incomodaría a las empresas, como así se ha manifestado al respecto reincidentemente tanto la patronal de los empresarios, CEOE, como la de las pequeñas y medianas empresas, Cepyme. Ambas organizaciones estiman que teniendo en cuenta el momento tan delicado por el que atraviesan muchos negocios que se encuentran capeando las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído