Los españoles vacunados que viajan a China son obligados a ingresar en el hospital y pagar por ello

El Consulado de España en Shanghai denuncia la situación y advierte que los extranjeros están siendo compelidos a firmar papeles en chino sin posibilidad de traducción

4 Comentarios

Expertos de la OMS en China. | FOTO: EUROPA PRESS
Expertos de la OMS en China. | FOTO: EUROPA PRESS

Viajar a China puede ser una experiencia de riesgo. Y no por el coronavirus, ya que la pandemia se encuentra razonablemente contenida en el país donde se detectó por primera vez el primer caso, sino por las exigencias de las autoridades sanitarias chinas, las cuales están obligando a los extranjeros vacunados a ingresar en un hospital y pasar por un calvario de pruebas invasivas.

Esta situación con tintes distópicos ha sido denunciada por el Consulado General de España en China, el cual pide a los españoles que decidan viajar al país que tengan en cuenta esta situación.

“En el aeropuerto a su llegada les hacen análisis de sangre y si la prueba de anticuerpos es superior a una cifra establecida por las autoridades sanitarias, como consecuencia de la vacunación, les hacen firmar unos documentos en chino sin traducción al inglés e ingresados en un hospital, de manera no consensual ni voluntaria, durante 3 o 4 días a su llegada a la R. P. China”, señala el consulado español en un comunicado.

Y es que China desconfía de la capacidad de las vacunas para evitar la transmisión del virus, si bien es cierto que los sueros contra el COVID-19 no han sido diseñados para eso. En cualquier caso, una vez ingresados en el centro hospitalario los extranjeros son sometidos a “análisis de sangre y PCR, así como una resonancia magnética de tórax y alguna prueba invasiva adicional, de cuyos resultados ni les dan copias ni les informan. Se limitan a pedir cooperación durante 3 o 4 días”.

Un proceso que no sale gratis

Asimismo, en el hospital los españoles ingresados en contra de su voluntad deben pagar a través de la plataforma WeChat, la única disponible para estas transacciones económicas, “el papel higiénico, las toallas, cualquier producto sanitario que se necesite, así como el agua embotellada. No se aceptan pagos en efectivo o con tarjeta de crédito”.

“Ni las personas ingresadas ni los Consulados Generales en Shanghai han sido informados de esta sorprendente y poco ética práctica, ni del nivel de anticuerpos mínimo fijado. Tampoco se sabe cómo seleccionan a dichas personas”, denuncian desde del Consulado de España.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído