Estas son las personas que no podrán ponerse la vacuna contra el coronavirus en España

Como sucede con cualquier vacuna, no será total y absolutamente segura, no tendrá un riesgo cero y no será para todo el mundo.

Redacción

2 Comentarios

Vacuna contra el coronavirus
Vacuna contra el coronavirus

Durante el pasado martes 8 de diciembre, el Reino Unido inició su vacunación masiva contra la Covid-19, empezando por la ya famosa Margaret Keenan, la primera mujer en ser voluntaria para dicha vacunación (teniendo en cuenta que ya se han vacunado varios miles de personas durante los ensayos clínicos, por supuesto). Con Keenan, la vacuna de Pfizer ya ha hecho historia, según informa el diario digital El Español

Sin embargo, los efectos adversos también se han iniciado, y algunos ya tildan a Reino Unido de "precipitado" al no haber esperado a que las autoridades europeas certificasen la seguridad de la vacuna; aunque Estados Unidos y la FDA sí lo han hecho ya.

La realidad es que, como sucede con cualquier vacuna y cualquier fármaco, la vacuna de Pfizer no será total y absolutamente segura, no tendrá un riesgo cero y no será para todo el mundo. Ni siquiera la conocida y estudiada vacuna de la gripe cumple con todas estas premisas. 

Por tanto, en este texto repasaremos qué personas no podrían vacunarse, siendo estos casos muy específicos, según la ficha técnica de la vacuna Covid-19 BNT162b1 de Pfizer. La realidad es que las advertencias que la misma ficha técnica de Pfizer contiene son muy similares a otras vacunas, pero no por ello deben olvidarse ni darse por sentado.

Menores de 16

Una de ellas es la seguridad y eficacia de la vacuna respecto a la edad: no se ha podido establecer dichos parámetros en niños menores de 16 años; aunque durante los ensayos clínicos participaron adolescentes de incluso 12 años, según los datos disponibles. Por tanto, no sería recomendable su uso en edades menores.

Por otro lado, aquellos individuos que sufran algún trastorno de la coagulación, o bien reciban algún tipo de terapia anticoagulante (como el caso del acenocumarol o Sintrom, la warfarina, o los conocidos como NACOs o nuevos anticoagulantes) tampoco deberían recibir la vacuna. En estos casos la inyección intramuscular está contraindicada; y la vacuna de Pfizer requiere una inyección de estas características a nivel deltoideo.

Sin embargo, igual como sucede con la vacuna de la gripe, se especifica que sí es valorable la vacunación en caso de que los beneficios superen claramente a los riesgos de la inyección intramuscular.

Seguidamente, está el caso de los individuos que sufran algún tipo de enfermedad con inmunodepresión o algún tipo de terapia inmunodepresora (sufrir el SIDA sería un ejemplo del primer caso, mientras que la toma de fármacos biológicos contra la artritis reumatoide sería un ejemplo del segundo caso). En dichos casos, la respuesta frente a la vacuna puede ser menor de lo esperado, aunque no estaría contraindicada.

Durante el embarazo

Por el momento, no se recomienda la vacunación durante el embarazo o lactancia (al contrario de lo que sucede con la vacuna de la gripe). En este caso la recomendación se debe a la falta de datos:

-Por el momento, se desconoce la posible toxicidad de la vacuna de Pfizer respecto a la reproductividad (no se han completado estudios en animales).

-Se debe excluir el embarazo en caso de vacunación a mujeres en edad fértil.

-Se aconseja evitar el embarazo al menos dos meses después de la segunda dosis.

-No se aconseja la vacunación durante la lactancia.

-No se conocen los efectos o impactos de la vacuna sobre la fertilidad.

Farmacovigilancia

Como se puede observar, de momento muchas de las advertencias sobre la novedosa vacuna de ARNm de Pfizer se deben a la falta de datos, y no a efectos adversos o problemas ocasionados con el uso de la misma como tal.

Se desconocen las interacciones entre esta vacuna y otras vacunas contra el Covid-19. Y por supuesto aún hay muchas otras interacciones desconocidas entre el uso de la vacuna y la multitud de fármacos disponibles actualmente en el mercado.

Por su parte, por el momento, los ensayos clínicos al respecto sugieren que no habría mayor eficacia entre aquellos individuos de riesgo (individuos con obesidad, asma, enfermedad pulmonar crónica, diabetes mellitus o hipertensión) respecto a aquellos sin otras enfermedades previas.

Así mismo, tampoco existen datos sobre si la vacuna puede reducir complicaciones tras contraer Covid-19, como es el caso de hospitalizaciones, ingresos en UCI o mortalidad como tal.

Por tanto, es probable que la vacunación masiva actual en Reino Unido y de probable inicio próximo en Estados Unidos, de lugar a una nueva fase relativamente rápida dentro de la fabricación de fármacos y vacunas: la farmacovigilancia, una fase donde se van recopilando muchos más datos sobre el medicamento en cuestión una vez se ha testado su eficacia y seguridad en grupos más pequeños (en este caso, ensayos clínicos de más de 19.000 pacientes para la vacuna de Pfizer).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído