Gastos hormiga en tiempos de la Covid: qué son y cómo podemos reducirlos

Los gastos hormiga son desembolsos pequeños y rutinarios que hacemos casi sin darnos cuenta pero que al final de mes hacen mella en el bolsillo

 Dinero
Dinero

Controlar los gastos mensuales y evitar endeudarse demasiado son consejos básicos en una economía familiar. Estas recomendaciones siempre deben tenerse en cuenta si queremos tener las cuentas saneadas, pero aún más en un contexto de grave crisis económica como la que está sufriendo España a raíz de la pandemia de coronavirus, según informa el diario digital 20minutos

Los españoles suelen tener en cuenta, sobre todo, gastos fijos como la hipoteca, el alquiler, las facturas de luz, gas o agua, los gastos escolares, los seguros...

Pero en muchas ocasiones no se presta la atención que merece a los llamados ?gastos hormiga?.

Gastos hormiga: ¿qué son?

Laura Martínez, experta finaciera de iAhorro, explica al diario digital 20minutos qué son los gastos hormiga: "Son los pequeños consumos que se suelen realizar diariamente. Normalmente las cantidades gastadas son muy pequeñas por lo que suelen pasar inadvertidas y no generan la sensación de despilfarro. Sin embargo, estos gastos también suman y a final de mes suponen una cantidad interesante de dinero".

En la misma línea, fuentes de Helpmycash agregan: "Son pequeños gastos prescindibles que se hacen diariamente y a los que, en un principio, no les damos demasiada importancia por ser de muy bajo importe, pero que a la larga suponen una cifra elevada de dinero que va mermando nuestra capacidad de ahorro".

¿Cuáles son?

Hasta la pandemia, eran sobre todo las pequeñas consumiciones en bares y cafeterías, el uso del taxi, el tabaco, las golosinas, comisiones al sacar dinero de un banco que no es el tuyo, tratamientos de belleza...

¿Cuáles ha traído el Covid-19?

La pandemia de la Covid-19 ha provocado el crecimiento de algunos gastos hormiga, aunque también han disminuido otros (como el desplazamiento para quienes han pasado a teletrabajar).

No obstante, desde el confinamiento se han disparado las suscripciones a plataformas de cine o música. Además, también se han incrementado los pedidos de comida a domicilio así como las compras por internet.

"Con el confinamiento y la nueva normalidad, vemos que hay ciertos gastos hormigas que ya no tenemos pero se añaden otros nuevos como la compra online. Por ejemplo, aparatos para hacer deporte en casa, el alta en plataformas para estar entretenidos, el consumo de comida a domicilio, más juguetes para que los niños puedan entretenerse al no poder jugar en el exterior, gastos en decoración para sentirnos más cómodos en casa …", explica Álvaro Bas, director de desarrollo de negocio de Rastreator.

Desde Helpmycash ponen ejemplos de gastos hormiga: "Algunos pueden estar ligados con la alimentación y bebidas (comer fuera cada día o comer alimentos precocinados en lugar de preparar un tupper para llevar al trabajo, los snacks, la compra diaria del almuerzo o merienda, el café de cada mañana…)".

Por otro lado, añaden, hay otros gastos que hacen mella en el bolsillo como el derviado del "entretenimiento y las plataformas de streaming (Netflix, HBO, Disney+...), el consumo de tabaco, el bono del transporte si se puede ir a pie al trabajo o las compras compulsivas de artículos que no necesitamos. Las comisiones bancarias también podrían considerarse gastos hormiga que, además, podemos evitar".

Consejos para reducir esos gastos casi invisibles

Desde Rastreator ofrecen varios consejos para atenuar los gastos hormiga. Uno de ellos es preverlos mediante la elaboración de un presupuesto.

Otra recomendación es aplicar la regla del 50/20/30. Es decir, ten en cuenta tus ingresos y gastos y trata de no salirte del presupuesto marcado. Se trata de un sencillo método que consiste en destinar el 50% de tus ingresos mensuales a tus gastos básicos, el 30% a tus gastos personales y caprichos y el 20% al ahorro. Se trata de una forma fácil de distribuir los ingresos y poder destinar así una parte a estos gastos hormiga.

Otro consejo:revisa las aplicaciones que tienes activas incluyendo las suscripciones y añádelo como un gasto fijo para tener la constancia de la cantidad que vas a dedicar a ello cada mes y que deje de ser un gasto hormiga.

Desde Rastreator también aconsejan "comparar, algo esencial antes de contratar un producto o un servicio". Se debe analizar las características y precio del producto, ya que para prestaciones similares puedes encontrar diferencias de coste importantes. Busca ofertas interesantes y aprovecha promociones.

En la misma línea, Laura Martínez, experta financiera del comparador iAhorro, sugiere "hacer un listado de nuestros consumos diarios".

"¿Qué gastos tengo de forma diaria? Por ejemplo, me tomo un café todas las mañanas, uso del transporte público, compras de comida para picar entre horas...", explica.

En el caso de las compras de comida, recalca Martínez, "una opción es llevárnoslas al trabajo desde casa". "Si hemos hecho la compra en un supermercado su precio será más bajo que en una máquina de vending", subraya.

La especialista en finanzas señala: "Hay gastos invisibles que podemos tener todos los meses. Por ejemplo, las plataformas de streaming. Es posible que tengamos contratadas dos o tres plataformas y que en realidad solo usemos una".

La especialista en finanzas insta a "aprovecharse de los descuentos y el cashback (cupones de descuento al comprar productos)" así como a usar aplicaciones como algunas que venden excedentes de comida de supermercados, hoteles o restaurantes a precios rebajados antes que tirarla".

Desde Helpmycash aconsejan eliminar lo prescindible. "Es cuestión de prioridades. Si no contemplamos la posibilidad de eliminar el café diario o no podemos ir caminando al trabajo, quizás podamos suprimir aquellos gastos que no sean realmente prioritarios para nosotros (caprichos, moda, servicios contratados que casi no usamos…). Hay gastos hormiga de los que podemos prescindir muy fácilmente, por ejemplo usando bolsas de tela en lugar de bolsas de plásticos, que se tienen que pagar", asegura.

200 euros mensuales de gasto medio

Los expertos calculan que los gastos hormiga rondan los 200 euros por persona al mes de media. Por ejemplo, según la guía de ahorro de Mejor Banco la diferencia entre llevar la comida al trabajo o comer fuera puede suponer un ahorro de hasta 2.622 euros al año.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído