Un juzgado reconoce el origen profesional de la sordera de una trabajadora de comedores escolares

CCOO exige a las empresas de colectividades que evalúen de forma específica el nivel de ruido en los comedores

EP

0 Comentarios

Imagen de un comedor escolar.
Imagen de un comedor escolar.

El Juzgado de lo Social número dos de Bilbao ha reconocido el origen profesional de la sordera de una trabajadora de comedores escolares "provocada por el exceso de ruido", según ha informado CCOO de Euskadi, que ha exigido a las empresas de colectividades que evalúen de forma específica el nivel de ruido en los comedores, especialmente en las escuelas.

Según ha explicado en un comunicado el sindicato, el juzgado bilbaíno ha emitido recientemente una sentencia en la que reconoce que la hipoacusia que padece la trabajadora ICD es de origen profesional y, por ello, habrá de recibir una indemnización de 1.800 euros que será sufragada por el INSS y por Mutualia, entidad responsable de las contingencias profesionales en la empresa Gastronomía Cantábrica SA, a la que pertenece la trabajadora.

CCOO. ha destacado que la sentencia considera probado que la trabajadora "desarrolla su prestación sometida a un nivel diario equivalente de ruido superior a 80 dB", por lo que reconoce la indemnización "en base a lesiones permanentes no invalidantes derivadas de este hecho".

La trabajadora está diagnosticada de hipoacusia neurosensorial bilateral con un baremo 9, lo que "tiene una incidencia clara sobre el nivel de sordera no conversacional en ambos oídos", ha precisado el sindicato.

CCOO considera que "las trabajadoras del sector de colectividades son también vulnerables al ruido que se produce en su puesto de trabajo, ruido que puede incluso conllevar pérdida de audición, como en el presente caso".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído