Lay's, Ruffles, Pringles o Bonilla: cuáles son las patatas que menos engordan

Las patatas fritas son uno de los aperitivos más consumidos en España pese a que son poco saludables. ¿Pero hay algunas mejores que otras?

 Patatas fritas de bolsa
Patatas fritas de bolsa

¿Las Lay's al punto de sal tienen más o menos sal que otras? ¿Las patatas con sabor jamón tienen realmente algo de jamón? ¿Y de qué están hechos los pelotazos o los bocabits? Son preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez y aunque sabemos que no son aperitivos saludables, los hemos comido infinidad de veces. Su consumo excesivo es negativo para la salud pero ¿hay algunas patatas fritas de bolsa mejores que otras?

Lo cierto es que la información nutricional de estos productos es muy similar entre las marcas en cuanto a kilocalorías, hidratos de carborno, proteínas y sal.

Según consta en los envases, y tal y como informa en el diario digital 20minutos, todos tienen aproximadamente 500 kilocalorías cada 100 gramos de producto, casi la mitad de una bolsa grande y un tercio de las gigantes. Comparamos las diferencias entre marcas para ver si las más caras son más saludables y conocer de qué están compuestas cada una de ellas. 

Lay's al punto de sal Vs Ruffles Original: 509kcal - 533kcal (cada 100g). Las Lay's al punto de sal es una de las variedades más vendidas de la marca. Y su homónimo en Ruffles son las originales, tanto que el nombre del producto es Ruffles sal. Ambas contienen la misma cantidad de patatas y sal, y la única diferencia es el aceite con el que se fríen. Las Lay's con aceites vegetales de maíz y girasol, mientras que las Ruffles están elaboradas con aceite de girasol. Estas últimas engordan más: cada 100g tienen 34kcal más y 4,5g más de grasas.

Lay's Jamón Serrano Vs Ruffles Jamón: 504kcal - 525kcal (cada 100g). Aroma a jamón y a humo, potenciadores del sabor y proteína de soja hidrolizada, son cuatro ingredientes que comparten estas dos bolsas, más allá de que en el envase aparezca un jamón. Todos estos ingredientes le aportan un sabor más salado que a otras variedades, porque en realidad la cantidad de sal es muy parecida. Aún así, Ruffles tienen más kcal 525, más grasas (28,5g) y más sal (1,7) cada 100 gramos de producto.

Bonilla a la vista: 544 kcal (cada 100g). Son las patatas fritas gallegas que están arrasando en Corea después de aparecer en la película 'Parasite', nominada a los Oscars. Este boom también les ha permitido darse a conocer mucho más en España. La receta, según la web, es muy tradicional: Patata, aceite de oliva y sal. A nivel nutricional, contienen 544kcal, 34,4g de grasa y 1,3g de sal cada 100 gramos de producto.

Pringles: A partir de 500kcal (cada 100g). Las patatas de la marca Pringle pertenecen a la compañía Kellog España y hay un total de nueve variedades: originales, cebolla, queso, jamón, jamón y queso, etcétera. A nivel nutricional no difieren en exceso de las patatas fritas de bolsa: a partir de 500kcal cada 100g de producto. Una de las diferencias es que las patatas están deshidratadas, además de potenciadores de sabor, sal, almidón de trigo y harinas mezcladas con aceite vegetal. Así es como obtienen esa textura característica de Pringles.

Lay's Campesinas, Vinagreta y Ruffles york queso: 501kcal - 504kcal - 524kcal (cada 100g). Los sabores más fuertes y las variedades se van ampliando con el paso de los años, especialmente en Lay's. La receta campesina contienen cebolla en polvo, pimentón molido, tomate en polvo, ajo en polvo y perejil, entre otros ingredientes. Las de vinagreta, aroma a sal y vinagre. Y las York Queso, aroma a jamón y queso y azúcar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído