La primavera y el otoño son las dos estaciones del año críticas para el pelo, el momento en que se produce una caída 'espontánea' que suele afectar más a las mujeres y que, más allá de los problemas que se derivan de la exposición al sol, las inclemencias meteorológicas y los malos hábitos, responde a causas que los especialistas todavía no tienen muy claras.

Es lo que se conoce como "efluvios", una situación transitoria que no suele durar más de tres o cuatro meses. Y que es posible prevenir. "Del mismo modo que una dieta deficiente o el estrés son perjudiciales para la salud del cabello y pueden provocar su caída, también es posible fortalecerlo incluyendo en la dieta algunos de los superalimentos de temporada", afirma el doctor Javier Pedraz, director médico de la clínica Insparya en Madrid al diario El Mundo.

Los alimentos que nos aportan nutrientes esenciales como proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y colágeno, llevar un estilo de vida saludable que incluya ejercicio y niveles reducidos de estrés son algunos tips que debes empezar a incluir en tu vida cotidiana si quieres presumir de melena esta primavera:

- Salmón: Es rico en proteínas, vitamina D y ácidos grasos esenciales (omega 3), que ayudan a un correcto crecimiento del cabello y al desarrollo de membranas celulares, a la vez que permiten fortalecer el cuero cabelludo.

- Lentejas: Una proteína de origen vegetal, con un alto contenido en zinc, magnesio y biotina, elementos que permiten conseguir una salud capilar equilibrada.

- Arroz: Lo más aconsejable es optar por la variedad que tenga el color más oscuro posible, como el basmati, el integral o el vaporizado, ya que son las que contienen mayor nivel de vitaminas del grupo B, que fortalecen el crecimiento celular haciendo que las células capilares crezcan más fuertes y en mayor cantidad.

- Huevo: Es una fuente de proteínas rica en biotina, una sustancia fundamental para el crecimiento del cabello ya que favorece un pelo más fuerte y saludable.

- Zanahoria: Su principal ventaja es el caroteno, un nutriente que favorece la salud de la piel y de las membranas de los tejidos. Cuanto mayor sea su incidencia en el organismo, mejor será la prevención de la caspa y de la caída del cabello.

- Espinacas: Aportan una gran cantidad de nutrientes como las vitaminas A y C, el zinc, el magnesio y el hierro. Este último es especialmente importante para el cabello de las mujeres.

- Avena: Muy rica en vitamina B y zinc, resulta beneficiosa principalmente por su contenido en silicio, un componente fundamental de la queratina, nutriente básico del esqueleto de nuestro pelo.

- Aguacate: Al ser rico en vitamina E, que se asocia con una buena salud capilar, es un alimento importante para un cabello sano y resistente. Además, también proporciona una buena cantidad de ácidos grasos esenciales y actúa como un estímulo para el crecimiento de las células de los folículos, lo que hace que el pelo crezca en mayor cantidad y más sano.

- Nueces: Son ricas en vitaminas E y del grupo B, zinc y ácidos grasos esenciales, todos ellos elementos claves para el crecimiento saludable del cabello. Además, los frutos secos tienen propiedades antiinflamatorias y por su capacidad de protección cardiovascular, son un alimento a tener en cuenta en la dieta habitual.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído