Cinco días después de declararse el estado de alarma, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, define la situación creada por el propagación del coronavirus en España como “crisis sanitaria, económica y social”.

Por eso, considera que “no se puede dejar a nadie desatendido en lo económico y social” y anuncia que se tomarán más medidas para proteger a los residentes en el país.

Debido a ello, los dirigentes españoles llevarán a cabo varias acciones para proteger a las personas sin hogar. Además, el vicepresidente segundo del Gobierno abordará este viernes el reparto de 300 millones de euros a las comunidades autónomas para que atiendan casos de dependencia.

“Hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para crear un escudo social que amortigüe los daños del coronavirus. Tenemos que evitar despidos y cierres de empresas, pues se debe proteger a las familias del impacto económico. Hay que aprender de lo que pasó en la crisis de 2008”, opina Iglesias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído