​La persecución que acabó en el accidente de Móstoles, en el que murieron tres personas, se originó por la historia de amor entre dos primos de 12 y 14 años

Los agentes ya tienen identificados a los ocupantes del vehículo que causó el choque y se dio a la fuga, que eran familiares de los accidentados

 Accidente móstoles
Accidente móstoles

Continúan las investigaciones en torno al accidente mortal sucedido el pasado lunes en la antigua carretera de Extremadura a la altura de Móstoles, donde tres personas de una misma familia fallecieron (una de ellas menor de edad) y una niña de 12 años resultó herida muy grave tras salirse de la vía el vehículo en el que circulaban.

El Grupo de Información de la Agrupación de Tráfico (GIAT) y la Policía Judicial de la Guardia Civil rápidamente detectaron que el vehículo no se había salido de la vía de manera accidental, sino que había sido impactado por otro coche que, posteriormente huyó del lugar de los hechos. Sus dos ocupantes fueron identificados este pasado martes, y lo agentes están realizando una intensa búsqueda para encontrarlos

De hecho, los investigadores cercaron el círculo sobre la teoría del homicidio, puesto que los primeros indicios y las declaraciones de varios testigos apuntaban a que el choque no había sido frontal, sino lateral, por lo que cobra peso la hipótesis de que los fugados persiguieron al coche de los fallecidos y le tiraron de la vía, de un carril por sentido. Y es que, según se barajaba al principio, todo podría deberse a que minutos antes una mujer y su cuñado fueron a buscar a sus hijas a la casa de sus abuelos. Su expareja y allegados se opusieron a la entrega pero finalmente la madre logró llevarse a sus hijas en el coche, un Seat León, momento en el que se iniciaría la persecución, detallaba el diario El Mundo.

Sin embargo, el mismo diario publica este miércoles la disputa no podría deberse a un enfrentamiento por la custodia sino a la historia de amor de dos primos hermanos, de 12 y 14 años, generándose una discusión en la familia, de etnia gitana, que desencadenó en la persecución que acabaría con la muerte de tres personas.

Accidente mu00f3stoles 2

No se teme por la vida de la niña que sobrevivió al accidente

El siniestro entre los dos vehículos tuvo lugar sobre las 1:45 horas de este pasado lunes a la altura del kilómetro 20 de la antigua carretera de Extremadura. Tras la colisión, el coche peor parado, que iba a gran velocidad, ha salido de la vía estrellándose contra un árbol y una farola. Tras la llamada de un taxista, al lugar de los hechos se han desplazado una dotación de la Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional, y los servicios médicos del Summa-112. A su llegada encontraron a ese vehículo con cuatro personas en su interior.

Los sanitarios han confirmado la muerte de tres de ellos por severas contusiones: un varón de 30 años, una mujer con una edad similar y la de una niña pequeña. Se trata de una madre, su hija y el cuñado de la primera. La única persona superviviente es una niña de 12 años, también hija de la mujer, fue rescatada por los Bomberos de la Comunidad tras arduos trabajos y luego trasladada al Hospital 12 de Octubre, donde ingresó en estado grave, tras sufrir varias fracturas en los tobillos y en la tibia. Su estado de salud actual se desconoce porque la familia no ha dado autorización para informar sobre ello, aunque no se teme por su vida.

El otro coche siniestrado ha sido hallado volcado en la carretera a varias decenas de metros del otro vehículo. Sus dos ocupantes, quien podrían ser también familiares o allegados de los fallecidos, han huido del lugar por la A-5 dirección Navalcarnero.

Familiares de los fallecidos acudieron el lunes por la mañana a las puertas del Instituto Anatómico Forense y por la tarde se han concentrado para interesarse por lo ocurrido a las puertas de una de sus viviendas, situado en el barrio de Palomeras Sureste, en el madrileño distrito de Puente de Vallecas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído