La Policía desarticula una organización criminal que robaba usando el 'hurto amoroso'

La organización habría causado un perjurio económico de más de 1 millón de euros

 Banda
Banda

Una operación coordinada ente la Policía Nacional, la Europol y Eurojust ha desarticulado a una banda organizada que se dedicaba a robar en diferentes países además de España (Rumanía, Italia, Alemania, Bélgica, Reino Unido y Francia) usando el conocido como 'hurto amoroso', según informa el diario digital 20minutos

42 personas han sido detenidas, 38 de ellas en España, 3 en Rumanía y una persona en Portugal. Cinco de las personas detenidas (la cúpula de este clan) ya se encuentran en prisión imputados por pertenencia a organización criminal, todos con antecedentes penales anteriores.

Ente los detenidos se encuentran tres menores, de los cuales dos han ingresado en centros de reeducación de menores. A su vez, se han abierto 21 expedientes de expulsión para aquellos que han quedado en libertad.

El modus operandi que utilizaban consistía en robar a hombres de avanzada edad (mayores de 80 años) con la técnica del 'hurto amoroso', que consiste en usar a mujeres para provocar el contacto con la víctima con abrazos y caricias, y de esta forma robarle sin que la persona se de cuenta. Mientras tanto, un hombre acompaña con un vehículo cercano para abandonar el lugar con rapidez.

Sin embargo, este clan familiar recurría con asiduidad a la violencia. Entre las víctimas, un hombre perdió la visión de un ojo tras un puñetazo, y a otrole arrancaron un trozo del dedo tras cerrarle con la puerta de uno de los coches en los que escapaban.

Además de 66 relojes de lujo y 264 piezas de joyería, han sido embargados 335 vehículos de alta gama en España y 20 en Rumanía, así como diez propiedades inmuebles, entre ellas mansiones de lujo, además de cuentas bancarias y activos financieros. Todo lo que conseguían lo enviaban a Rumanía, donde blanqueaban el dinero y podían llevar una vida llena de lujos.

Para realizar sus operaciones disponían de una flota de vehículos a nombres de testaferros. El carácter itinerante de esta organización les llevaba a alojarse durante cuatro o cinco días en casas rurales, desde donde se desplazaban a zonas costeras con alto nivel económico donde buscaban a sus posibles víctimas,

La 'Operación Belator' comenzó en noviembre de 2018, siendo Málaga el epicentro de la misma donde actuaban con mayor frecuencia en la zona de la Costa del Sol. Solo en 2019 se les imputan más de 100 hechos en esta provincia. No sé conoce con exactitud desde cuando actuaban en España, aunque se estipula que llevaban mínimo 3 años.

La Policía Nacional destaca también que la organización estaba muy jerarquizada y era muy hermética, pues todos los miembros le unían lazos familiares. A ninguno de ellos se le conoce actividad laboral alguna. Los menores de edad del clan se hacían pasar por miembros de una Asociación de Sordomudos para distraer también a las víctimas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído