La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en viviendas de alto poder adquisitivo

Los detenidos contaban con información privilegiada, suministrada por empleados de una empresa de construcción que se dedicaba a todo tipo de reformas, incluida la instalación de cajas fuertes

0 Comentarios

Detenido Policía Nacional
Detenido Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palma a siete personas y han desarticulado un grupo criminal dedicado, presuntamente, al robo con fuerza en viviendas de alto poder adquisitivo en las que sustraían las cajas fuertes. El grupo desmantelado, integrado en su mayoría por personas de origen sudamericano, aprovechaban que algunos de los miembros trabajaban o guardaban relación con una empresa de construcción para obtener información privilegiada sobre la ubicación de cajas fuertes en viviendas de alto standing.

Con la información recibida realizaban gestiones para averiguar el horario más conveniente para llevar a cabo el robo, preferentemente cuando no estuvieran los moradores en su interior, y perpetraban el robo llevándose la caja fuerte, especialmente dinero, joyas y relojes de alta gama. Tras repartirse el botín entre los miembros de la organización, les daban salida a los objetos robados, parte de ellos enviándolos a sus países de origen.

Los agentes han esclarecido numerosos robos perpetrados entre finales de 2019 hasta la actualidad, si bien el número puede aumentar ya que se está a la espera de los resultados de gestiones.

Modus operandi

Los agentes han constatado que, con la información recibida y una vez contrastada la idoneidad del robo, los detenidos intentaban hacerse con una copia de la llave que, previamente, tenían para la reforma.

En el caso de no poder obtener la copia de la llave, no dudaban en forzar los accesos mediante palanca, permaneciendo en el interior de la vivienda durante bastante tiempo ya que sabían que no iba a haber moradores en su interior. Su objetivo principal eran las cajas fuertes que se llevaban atendiendo a las características del inmueble, mediante arrastre o introducidas en cajas de cartón y transportadas en una carretilla o transportín.

El reparto de tareas en la organización delictiva era primordial ya que unos buscaban información mientras que otros llevaban a cabo el robo o le daban salida a los efectos, manteniendo una jerarquía entre los miembros.

Empleo de la violencia

En uno de los robos utilizaron la violencia ya que en el interior se encontraba una empleada del hogar. Para cometer el robo simularon ser repartidores de paquetería preguntando por el dueño de la vivienda para, en el momento de abrir la puerta, empujar y golpear a la empleada llegando incluso a intentar amordazarla. La mujer se resistió y gritó pidiendo auxilio, lo que llamó la atención de los vecinos que se interesaron por lo que pasaba y provocó la huida de los delincuentes.

Los agentes llevaron a cabo una investigación en la que obtuvieron diversas pruebas que determinaban la participación de varias personas en los robos. Además constataron que algunos de los investigados concertaban matrimonios de conveniencia, por lo que falsificaban documentos para realizar tal cometido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído