Sanidad externaliza la recepción, almacenaje y distribución de la vacuna de Novavax

Sanidad recuerda que la adquisición de esta vacuna, basada en proteínas, es "importante" para la estrategia vacunal, dado que "se trata de una tecnología segura y bien probada con vacunas de calendario"

EP

0 Comentarios

Vacunas | Foto: Infosalus
Vacunas | Foto: Infosalus

El Consejo de Ministros ha aprobado la contratación del servicio para la recepción, almacenaje, acondicionamiento y distribución de las 2,28 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 de la compañía farmacéutica Novavax, que recaerá en la entidad UPS SCS Spain por un importe máximo de 50.000 euros sin IVA.

"Para poder recibir adecuadamente las dosis adquiridas y permitir un adecuado desarrollo de la estrategia de vacunación, es necesario que el Ministerio de Sanidad tenga a su disposición instalaciones que permitan la correcta recepción y almacenamiento de las vacunas, así como su acondicionamiento para el transporte y distribución a los diferentes puntos del territorio nacional, garantizando que el producto se mantiene en condiciones óptimas a lo largo de todo el proceso. Dado que no cuenta con instalaciones propias, debe recurrir a la contratación externa de dichos servicios", explica el Consejo en sus referencias.

El almacenamiento y la manipulación de un medicamento son actividades críticas para el mantenimiento de su calidad, por lo que se encuentran reguladas en toda la UE y requieren, entre otros requisitos, el cumplimiento de las prácticas correctas de distribución de medicamentos de uso humano.

"En consecuencia, este servicio debe prestarse por una entidad que cuente con la preceptiva autorización para llevar a cabo esta actividad, concedida conforme al Real Decreto 782/2013, sobre distribución de medicamentos de uso humano", detalla el Ministerio.

Sin embargo, Sanidad explica que "no ha sido posible la contratación de estos servicios con la suficiente antelación respecto a la fecha de comienzo del suministro", debido a varias razones. En primer lugar, alegan que en el momento de la formalización de la orden de pedido por parte de España, la vacuna de Novavax "no había sido autorizada, y tampoco existía ninguna garantía sobre si finalmente sería autorizada".

Igualmente, Sanidad justifica que cuando la vacuna fue aprobada en diciembre de 2021, la empresa desarrolladora de la vacuna "no estaba en condiciones de confirmar la fecha de inicio del suministro, dado que aún debía poner en marcha su producción industrial a gran escala".

"Solicitados presupuestos a tres empresas de almacenamiento y distribución de medicamentos de uso humano, es UPS SCS Spain la entidad que aparece como candidata idónea para la prestación del servicio de distribución requerido", asegura el Ministerio.

Según Sanidad, esta entidad "posee la preceptiva autorización para llevar a cabo la actividad de distribución objeto del contrato, concedida conforme al Real Decreto 782/2013, así como instalaciones que reúnen las condiciones especiales requeridas por esta vacuna en distintos puntos del territorio nacional".

"Acredita, asimismo, que cuenta con capacidad para distribuir este medicamento a los puntos de entrega que establezcan las CCAA, con la flexibilidad interna necesaria para adecuar su servicio a las necesidades de la administración, y es poseedora, en fin, de una organización sólida y de una disponibilidad de medios suficiente para responder a las diversas eventualidades que pudieran presentarse durante la ejecución del contrato", añaden.

Por último, Sanidad recuerda que la adquisición de esta vacuna, basada en proteínas, es "importante" para la estrategia vacunal, dado que "se trata de una tecnología segura y bien probada con vacunas de calendario, que constituye una opción útil para su empleo en los casos concretos en que las de ARN mensajero no puedan utilizarse".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído