¿Se puede frenar la COVID-19 con un chicle?

El chicle reduciría hasta un 95% la carga viral que actualmente está en la saliva

0 Comentarios

Chicle. Foto EP.
Chicle. Foto EP.

La vacunación es el objetivo prioritario para acabar con el COVID-19, pero no lo es todo. Las vacunas en la actualidad no impiden que nos volvamos a infectar y que transmitamos el virus a terceras personas, los expertos siguen insistiendo en el uso de medidas de protección como la ventilación, las mascarillas, los test, el rastreo y la distancia de seguridad y ahora más con la llegada de la Navidad.

Un equipo de investigadores ha estudiado la capacidad de un chicle cargado con ACE2, que es la proteína a la que se engancha el SARS-CoV-2, para bloquear la carga viral presente en la saliva y a prevenir de un COVID-19 grave y no contagiar a otros.

Según la explicación de los expertos, el chicle reduciría hasta un 95% la carga viral que actualmente está en la saliva, ayudando a frenar la transmisión cuando las personas enfermas, respiren, tosen o hablen.

El chicle anticovid tiene un sabor similar a los de nuestro día a día y actúa saturando las proteínas víricas que usa el virus para entrar en la célula, de esta forma, el virus no puede entrar en las células porque ya tienen todas sus proteínas ocupadas.

Los posibles efectos adversos que se pueden dar

El investigador contempla que la muestra es pequeña y agrega que no saben muy bien qué hacen las ACE2  en las mucosas ya que es una proteína que interviene en el proceso de retención de líquidos, vasodilatación y control de la tensión. 

El experto advierte que habría que tener precaución, por si provocara efectos de sequedad o retención de líquidos y tranquiliza exponiendo que la estrategia de bloqueadores de virus es bastante simple. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído