"Su muerte ayudará a que asumamos responsabilidad": la carta de los padres del joven sanitario de 26 años fallecido tras las complicaciones generadas por el COVID

Los padres de Riesgo también han advertido de que resulta "inexplicable" que "las instituciones del estado y las fuerzas políticas no sean capaces de llegar a acuerdos" para superar la pandemia y sus consecuencias

2 Comentarios

El HUCA. | FOTO: EUROPA PRESS
El HUCA. | FOTO: EUROPA PRESS

Los padres de Pablo Riesgo, el sanitario gijonés de 26 años fallecido el pasado 7 de febrero por las complicaciones generadas por el Covid-19, han confiado en que su muerte "contribuirá modestamente" a que todos "asumamos las distintas responsabilidades que nos corresponden", incluidos los políticos, a los que han llamado a ponerse de acuerdo en "defensa del bien común".

Según publica la Cadena SER, en una carta enviada a los medios de comunicación para agradecer todas las muestras de apoyo recibidas en los últimos días, los padres de Riesgo también han advertido de que resulta "inexplicable" que "las instituciones del estado y las fuerzas políticas no sean capaces de llegar a acuerdos" para superar la pandemia y sus consecuencias.

A su juicio, el sentido de pertenencia a una comunidad se manifiesta por la capacidad que tienen quienes la configuran "para afrontar colectivamente las situaciones de crisis" y por ello ven necesario llegar a acuerdos por el bien común.

"Se necesita un acuerdo cuya base no puede ser otra que la defensa del bien común y qué duda cabe de que la salud, la lucha contra esta pandemia forma parte del bien común", inciden en una misiva en la que expresan su sensación de que ese objetivo queda oculto "por el todo vale, por el a río revuelto ganancia de pescadores".

La consecuencia de ello, alertan, es que, "además de muerte, enfermedad y ruina económica", la pandemia "está dejando un país dividido en el que los necesarios lazos solidarios frente al gran reto que estamos viviendo se sustituyen por el enfrentamiento, la división, los malos modales y la bronca".

Tras asumir que nada les podrá curar el dolor de perder a un hijo, han confiado en que al menos la muerte de Pablo "evitará otras y contribuirá modestamente a que todas y todos asumamos las distintas responsabilidades que nos corresponden".

A este respecto, recuerdan que Pablo, que inicialmente logró recuperarse del virus contraído en noviembre, quiso lanzar un mensaje de responsabilidad hacia los jóvenes que no trataba de culpabilizarles sino de advertirles que "por el bien de la salud pública había que renunciar momentáneamente a aquellas actividades que pudieran ser fuente de contagio".

Pablo entendía que "todas las personas, jóvenes y mayores, teníamos que jugar un papel activo para contener la expansión del covid y que si ello suponía alterar temporalmente determinadas actividades había que hacerlo porque con ello se salvaban vidas y se rebajaba la presión del sistema sanitario".

Los padres del sanitario han expresado su agradecimiento por todas las muestras de cariño y apoyo recibidas, en especial del hospital de Jove en el que trabajaba y también del Hospital Begoña, donde lo hizo anteriormente. Su agradecimiento se hace extensivo a todo el personal sanitario, "esas personas anónimas que día a día luchan sin descanso para salvaguardar nuestra salud y que en estos momentos, como consecuencia de la pandemia, sufren una enorme presión física y emocional, pero se sobreponen a ella y siguen manteniendo su ánimo, sabedoras de que ello es indispensable para salvar vidas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído