Venden una escultura “invisible”, que no existe, por 15.000 euros y piden que se coloque en una habitación sin obstáculos

"El vacío no es más que un espacio lleno de energía", argumenta Garau

0 Comentarios

Venden una escultura “invisible”, que no existe, por 15.000 euros y piden que se coloque en una habitación sin obstáculos
Venden una escultura “invisible”, que no existe, por 15.000 euros y piden que se coloque en una habitación sin obstáculos

15.000 euros, uno tras otro, se han pagado por una escultura invisible. “Inmaterial”, como la define su autor. Vamos, hablando en plata, que no existe.

El creador, por llamarlo de alguna manera, de esta obra conceptual -de hecho, imaginaria- es el artista italiano Salvatore Garau. La pieza, o entelequia, se ha vendido por un precio de 15.000 dólares. Se trata de una obra absolutamente invisible, pero que, eso sí, debe situarse en una situación libre de cualquier obstáculo y con dimensiones de 150x150 centímetros, de acuerdo con los requisitos impuestos por su creador.

Esta información de Il Giorno explica que la pieza incorpórea lleva por título “Io Sono” (“Yo soy”).

"El vacío no es más que un espacio lleno de energía, y aunque lo vaciemos y no quede nada, según el principio de incertidumbre de Heisenberg, ese nada tiene un peso", argumenta Garau. "Por tanto, tiene energía que se condensa y se transforma en partículas, es decir, en nosotros", explica.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído