La firma italiana de sillones y sofás Natuzzi registró este jueves un error con los precios en su web. Sofás de diseño que normalmente cuestan unos 3.500 euros se pudieron adquirir por tres euros, hasta que se agotó el stock, según informa el diario digital 20minutos.

De ello se dio cuenta un usuario que compartió la información con su círculo de amigos y en la red social Twitter. Según el relato del experto en marketing Carles Gili, él mismo y varios de sus amigos adquirieron uno de estos exclusivos sofás por cantidades irrisorias. La web aceptó las transacciones y los pedidos, de tres o cuatro euros, fueron tramitados con normalidad.

La anécdota "corrió como la pólvora": "He comprado seis sofás. Cuatro más para tienda y mi jefe uno". Según el hilo abierto por Gili, se realizaron "más de 150 pedidos" de sofás "a 3, 4 y 5 euros", cuando esta marca "no tiene productos por debajo de 900 euros. ¿No hay ningún protocolo de no aceptar transacciones inferiores?", comentaba. "¿Es un error o una campaña?", llegaba a cuestionarse.

Muchos de los usuarios de Twitter comentaron el hilo abierto por Gili para compartir esta anécdota —aunque para el responsable de e-commerce de Natuzzi haya sido un quebradero de cabeza— y criticaron que hubiera difundido lo que él sabía que era un error y haber hecho un pedido a pesar de todo. "¿Dónde está la ética? ¿Machacamos al que se equivoca?", se preguntaba uno. "Llamar 'mina de oro' a un error humano de e-commerce e intentar aprovecharse de ello es ser un rata de alcantarilla", criticaba otro.

Hasta conocer cómo terminará la historia y si la empresa entregará los sofás vendidos a esos precios tan bajos o si se acogerá a una de sus condiciones de venta para cancelar los pedidos, lo cierto es que existen sentencias tanto a favor de las compañías que venden por internet como a favor del consumidor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído