Este jueves, 8 de septiembre, se celebra la tradicional misa en honor a Santa María de la Vega, patrona de Salamanca. Cientos de fieles han acudido a la Catedral Nueva a venerar a la imagen en su día grande, en una misa especialmente concurrida. Entre ellos se encontraba la Corporación municipal, pero no completa, pues los cuatro concejales de Ganemos (Virginia Carrera, Gabriel Risco, Gabriel de la Mora y Pilar Moreno) no han participado en el acto religioso ni tampoco en la comitiva hasta la Catedral.

A las 11:30 horas partía la comitiva desde el Ayuntamiento al ritmo de la banda de música. El primer edil, Alfonso Fernández Mañueco, junto con concejales de Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos, desfilaron desde la Plaza Mayor hasta el Ayuntamiento, acompañados también por salmantinos que se sumaron a la comitiva durante el trayecto, en una mañana en la que el sofocante calor de los últimos días en la capital del Tormes dio honorífica tregua a la Virgen de la Vega.

Renovación de la Diócesis de Salamanca

Una vez en el templo, la homilía del obispo se centró en el aspecto de la renovación evangelizadora que persigue la Iglesia en Salamanca con su Asamblea Diocesana, comprendida entre el Adviento de 2014 y la Pascua de este año. Una asamblea, explicó, "enfocada a abrir las puertas de la Iglesia y salir así al encuentro del hombre de hoy con un descentramiento de la Iglesia en sí misma, como es el mandato del Papa Francisco". "La juventud está muy acostumbrada a vivir en ausencia de Dios", añadió.

El obispo de Salamanca, Carlos López, reconoció que han mantenido durante estos dos años de Asamblea Diocesana numerosos encuentros con distintos sectores de la sociedad salmantina dentro de la campaña denominada ?La Iglesia quiere escucharte?. ?Queremos poner más fuego en el hogar de nuestra Diócesis para dar calor a todos los fieles?, anunció. Unos fieles que reconoció pertenecen a una sociedad demográficamente envejecida como el resto de provincias de Castilla y León, aunque advirtió también atraviesan ?tiempos de dificultad para transmitir la fe?.

?Necesitamos mayor fervor católico y ofrecer con más audacia los valores de la Iglesia?, insistió el obispo Carlos López con autocrítica, reconociendo que ?el momento cultural y espiritual en el que debemos pedir fe para el hombre de hoy que vive en una creciente deformación ética y ausencia de valores? señaló. ?Este es el escenario en el que El Salvador no sitú y debemos renovarnos para enamorarnos de nuevo?, añadió. El obispo reiteró los habituales mensajes de la Iglesia que predican el bien, ?incluso a aquellos que nos odian? y ?dar a los demás sin esperar nada a cambio?. Carlos López tuvo un recuerdo para Santa Teresa de Calcuta que fue recientemente canonizada.

?Debemos alejarnos de la cultura del odio que algunos alimentan?

A continuación, el alcalde realizó la tradicional ofrenda a la Virgen de la Vega en representación de la Corporación municipal y los ciudadanos de Salamanca, ?se encuentren donde se encuentren?. El alcalde pidió perdón por los errores y dio las gracias ?por lo que tenemos, por tu protección y por tu ejemplo de amor, porque es amor los que necesitamos y lo que tenemos que dar? comenzó.

?Quiero reiterar mi compromiso con la personas, con todos los salmantinos y con el servicio público al que me entrego yo y lo concejales y concejalas de la Corporación. Las familias están pasando momentos duros y aquí te vuelvo a pedir ayuda, porque a pesar de la mejor de la situación, debo volver a hacerlo? continuó el primer edil de la ciudad.

El mostro su orgullo por el municipio que rige y sus habitantes. ?Podemos sentirnos orgullosos de los hombres y mujeres salmantinos que han sido ejemplo de solidaridad con sus familiares, amigos y vecinos. Han sido ejemplo de amor. Podemos sentirnos orgullosos de las organizaciones sociales y de sus representantes y voluntarios que se vuelcan con los que más  lo necesitan. Podemos sentiros orgullosos de nuestra estructura social y de las herramientas que nos hemos dado como sociedad desde las instituciones para que nadie se quede atrás? recalcó.

Por esto, el alcalde quiso mandar un mensaje que invita a tener los pies en el suelo. ?Somos afortunados, vivimos en una etapa de la Historia y en una parte del mundo en la que somos privilegiados, contemplamos con dolor el sufrimiento y el odio. Recuerdo las palabras del Papa Francisco que reclamaba para este mundo en guerra, fraternidad, cercanía, diálogo y amistad?. El alcalde de Salamanca también quiso tener un recuerdo para las víctimas de los terremotos en Italia y de los atentados terroristas acaecidos en los últimos meses.

?Hemos conseguido en convivencia una sociedad avanzada en derechos y libertades y caminamos para ir más allá hacia una sociedad más justa e igualitaria. Nuestra sociedad es plural, el respeto a los demás nos obliga a todos a respetar otras ideas y puntos de vista. Es necesario valorar lo que se ha logrado con tanto esfuerzo y debe ser el punto de partida para avanzar. Debemos alejarnos de la cultura del odio que sentimos a menudo a nuestro alrededor y que algunos se encargan de alimentar y que con frecuencia nos rodea. Es la cultura del amor lo que necesitamos y lo que tenemos que dar? finalizó el primer edil.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído